Saliendo a pedalear con lluvia (II)

0
561

 

 

El otro día hablábamos sobre las mejores formas, los trucos más adecuados y las convenciones a seguir cuando quieres salir a entrenar y está lloviendo. Y te decíamos, en primer lugar, que somos cicloturistas, y que en modo alguno podía supone nuestra afición una obligación penosa, por lo que si no tenías ganas lo mejor que podías hacer es quedarte en casa y disfrutar de otras cosas…Pero si te has animado, pues allá vamos.

 

En cuanto a la ropa…tu prenda más importante aquí será el chubasquero. Por chubasquero entendemos una prenda de plástico (con tacto como las bolsas de basura, para entendernos) que te pones encima del resto de la ropa y que no cala. Precisamente esto último es lo que la hace tan importante, ya que te mantendrá seco, mientras el agua se desliza por el chubasquero. En otras palabras, no te lo quites bajo ninguna circunstancia, y se mojará tu maillot y tendrás que aguantarlo así el resto del día. Es más, dado que el chubasquero se puede plegar y no pesa nada no es mala idea llevarlo siempre, o casi siempre, en los bolsillos traseros de tu maillot…por si acaso.

 

¿Más ropa? Con lluvia es importante llevar siempre tapadas lasa articulaciones, especialmente las rodillas. Esto es debido a dos razones. Si hace frio y llueve las rodillas son especialmente vulnerables a las tendinitis, y no protegerlas lo suficiente puede significar una molestia que nos dé la lata durante meses. De otra, aunque haga buen tiempo (piensa en un chaparrón de verano) la lluvia puede ser dañina para el ciclista, ya que en ocasiones tenemos nuestro índice de grasa tan bajo que las gotas chocan casi directamente con el músculo y provocan microrroturas. Así que ya sabes…alguna ventaja tienen que tener los gorditos encima de la bici…

bici_lluvia

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el de las gafas… Las gafas son fundamentales en días de lluvia, porque nos protegen los ojos de las gotas y del barrillo de la carretera, que puede llegar a provocarnos problemas relativamente serios en forma de conjuntivitis. Por eso debes de llevarlas siempre. Eso sí, igualmente tienes que tener en cuenta un par de cosas. La primera es que los días de lluvia son más oscuros, así que necesitarás unas gafas de cristales más claros que un día normal. De otro está el hecho de que las gafas se pueden empañar o llenar de agua sin dejarte ver bien…en estos casos no dudes en parar, siempre es mejor prevenir…

img_como_ir_en_bicicleta_con_lluvia_22868_300

A la hora de salir debemos de ser especialmente cuidadosos estos días para no irnos al suelo. Intentaremos no alcanzar grandes velocidades, por ejemplo, en las bajadas. En las curvas vamos a procurar no tumbar demasiado nuestra máquina, para que la rueda delantera no tenga la intención de vencerse, y tampoco frenaremos en mitad de la curva, que nos podría hacer derrapar y arrojarnos al asfalto. En general, nuestros movimientos deben de ser armoniosos y delicados, sin brusquedades. Ello redundará en disminuir las posibilidades de accidente…pero, en general, durante las jornadas con lluvia debemos extremar las precauciones.

 

Por último, si sales en grupo…sé respetuoso. A nadie le gusta ir tragando el barro de la rueda trasera de otro, así que intenta avisar siempre de las pozas, los lugares con tierra, etcétera…esas cosas,

Dejar respuesta


*