Saltar al contenido

Los beneficios de comer hígado en los deportistas

11 julio, 2018
hígado

Hasta hace no mucho tiempo las vísceras no eran considerados alimentos exquisitos. Sin embargo, son alimentos que poseen unas características nutricionales muy interesantes. Un ejemplo de este tipo de alimentos es el hígado.

En las carnicerías o casquerías podemos encontrar a la venta hígado de diferentes animales: pollo, ternera, cordero, cerdo… Da igual el animal de procedencia, todos los hígados poseen unas características nutricionales similares, aunque son más sabrosos los de cerdo y ternera.

hígado[piopialo vcboxed=”1″]El hígado tiene una serie de propiedades beneficiosas sobre todo para personas en crecimiento y deportistas. [/piopialo]

Propiedades nutricionales del hígado

Uno de los componentes nutricionales del hígado es el hierro. Es un alimento que posee una notable cantidad de este elemento. Recordemos que el hierro es importante en el transporte del oxígeno a través de la sangre, ya que forma parte de la hemoglobina.

Por lo tanto para un deportista es fundamental no tener déficit de hierro, ya que ello podría provocar un descenso en el rendimiento debido a que el transporte de oxígeno a través de la sangre no sería totalmente efectivo.

Pero el hierro no solamente interviene en el transporte de oxígeno, sino que también es fundamental para oxigenar la musculatura. Si hay déficit de hierro nos podremos sentir con pocas energías.

Debido a estas características el hígado es un alimento que tanto las personas en crecimiento como los deportistas deberían incluir en su dieta. Además tiene la ventaja de que es un alimento que contiene un nivel de grasa muy bajo y puede elaborarse de diferentes maneras.

hígadoEjemplo de receta con hígaditos de pollo

Una forma sana, rápida y nutritiva de preparar higaditos sería la siguiente:

Picaremos una cebolla en trocitos pequeños. A continuación la sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Cuando la cebolla esté dorada añadiremos los higaditos crudos y removeremos hasta que estén cocinados.

Cuando los higaditos estén cocinados añadiremos a la sartén un huevo batido. De este modo estaremos añadiendo a la receta proteínas.

Si queremos podemos añadirle al final un poco de tomate frito.