5 consejos que te ayudarán a descender más rápido con la MTB

Con la MTB  es muy importante una buena técnica a la hora de descender.

Esto va a hacer tanto que bajemos más rápido, pero no solamente eso, sino que también conseguiremos afrontar las bajadas con mayor seguridad.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los bikers cuando se van a enfrentar a un descenso complicado es el propio miedo al descenso. Este miedo hace que vayamos con mucha tensión y rigidez en el cuerpo, lo que hace que haya muchas más posibilidades de que tengamos una caída.

Vamos a ver cinco sencillos consejos que nos pueden ayudar cuando vayamos a descender una bajada complicada.

Abusar del uso de los frenos en exceso puede ser contraproducente a la hora de afrontar un descenso con la bicicleta de montaña.

Posición del cuerpo

Uno de los puntos claves para trazar un descenso rápido y con seguridad es la posición de nuestro cuerpo. Esta posición hará que el centro de gravedad vaya cambiando según las necesidades y que nos sintamos mucho más seguros encima de la bicicleta.

descender

Cuanto más pendiente tenga la bajada más tendremos que desplazar nuestro cuerpo hacia atrás. De este modo el centro de gravedad también se desplazará hacia atrás y ganaremos mucho en estabilidad.

Utilizar nuestro cuerpo como amortiguador

Aunque las bicicletas de montaña llevan amortiguación, ya sea en la parte delantera o en la delantera y la trasera, también debemos utilizar nuestro cuerpo para amortiguar las irregularidades del terreno.

Esta amortiguación extra se consigue flexionando ligeramente tanto los brazos como las piernas. Así nuestras extremidades acompañarán al movimiento de la suspensión de la bicicleta y el descenso será mucho más rápido y natural.

Te puede interesar:¿Para qué sirven los datos de un medidor de potencia y cómo interpretarlos?

Mirar al frente

Otra de las normas básicas para los descensos es anticipar la trazada. Es conveniente ir mirando unos metros hacia adelante para poder decidir por dónde vamos a realizar la trazada.

Esto nos permitirá anticiparnos a obstáculos, curvas y demás sorpresas que nos pueda deparar el descenso.

Evita los saltos

Un salto con la bicicleta de montaña es algo muy espectacular y vistoso. Sin embargo, a la hora de descender si saltamos perderemos velocidad, ya que las ruedas quedan suspendidas en el aire por unos segundos.

Evidentemente si nos encontramos con un obstáculo de grandes dimensiones y no nos queda más remedio, habrá que saltar.

No abusar de los frenos

Uno de los errores más comunes de los bikers principiantes es abusar del uso de los frenos en los descensos. Muchas veces bajar frenando demasiado es contraproducente y más peligroso que bajar con más velocidad.

[orbital_cluster categories="5280" order="DESC" postperpage="3"]

Si frenamos en exceso corremos el riesgo de que los frenos se calienten en exceso y dejen de frenar, con lo cual puede ser muy peligroso.

Además, si abusamos de los frenos la bicicleta superará los obstáculos con más dificultad. En tramos de obstáculos, siempre que se pueda, es recomendable soltar los frenos. De este modo la bicicleta superará los obstáculos con más facilidad que yendo frenada.

Jesus Roldan

Copywriter con experiencia y conocimiento en el mundo del ciclismo y sus diferentes variantes.

ENTRADAS RELACIONADAS

Subir