Saltar al contenido

Alto de Las Mesas de Villaverde, características y altimetrías

11 agosto, 2015

El primer alto importante de la Vuelta ciclista a España de este año 2015 se producirá el segundo día de competición, el domingo 23 de agosto. La etapa parte de Alhaurín de la Torre y finalizará en Mesas de Villaverde, al lado del Desfiladero de los Gaitanes y del “Caminito del Rey”. Se trata de un puerto catalogado como tercera categoría, pero con un nivel de exigencia muy próximo a la segunda. Es una subida no demasiado prolongada, pero con algo más de dos kilómetros centrales con un desnivel medio del 9% y puntas de un 15%.
El Puerto se inicia en las cercanías de El Chorro, en la pedanía de Ardales, con un kilómetro en leve descenso. Se trata de una zona propensa a los desprendimientos, y una calzada que está siendo continuamente rehabilitada. Las obras parecen no acabar nunca. Pasado un pequeño puente, la ruta va empinándose progresivamente. El pelotón no tardará demasiado en llegar al hermoso Desfiladero de los Gaitanes, declarado Paraje Natural. Es una zona con mucho encanto, donde el Río Tajo parece dividir las rocas que forman enormes paredes verticales en dos partes.

Mesas de Villaverde

Poco a poco se irá llegando a un sendero que parece estar suspendido en el aire. Es el “Caminito del Rey”, y se llama así porque el Rey Alfonso XIII no solo lo inauguró en 1921, sino que lo cruzó de un lado a otro. En la actualidad, el camino está cerrado al público, por no estar en un estado óptimo para su utilización, con el consiguiente riesgo que produce su uso.

Tras un giro hacia la izquierda, el pelotón irá dejando atrás el desfiladero para pedalear hacia las Mesas de Villaverde. El comienzo de la ascensión es suave, con muchos llanos breves. No tardará en verse la fachada blanca, un poco escondida entre la vegetación, de la ermita de Nuestra Señora de Villaverde. Será curioso observar los huecos que existen en las rocas, que se han usado y se siguen usando como dependencias naturales para preservar al ganado de las adversas condiciones meteorológicas.

202554-620-282

Una vez que se ha cruzado el arroyo Granadillo los corredores atravesarán un pasillo de roca, excavado en la misma montaña. Un giro a la izquierda dará comienzo a la subida real al alto de las Mesas. Durante 2.5 kilómetros se irá ascendiendo con rampas de un desnivel medio del 10-11%, aminoradas por descansillos puntuales. Pasado un puente, el pelotón se encontrará con el repecho más duro de toda la etapa; un giro a la izquierda en una curva muy pronunciada dará paso a una dura rampa que roza el 15 % de desnivel.

Una vez superado el tramo más duro, la etapa transcurrirá por una calzada llena de curvas; ello ofrecerá a los corredores la posibilidad de ir disfrutando del encanto del paraje natural. En este punto faltará ya muy poco para coronar el alto. No tardarán en aparecer las ruinas de Bobastro, fortaleza muladí con importantes connotaciones históricas.

La parte final ofrece el espectáculo de un embalse artificial en lo más alto de la montaña. Las vistas del entorno desde lo alto de la cima son realmente espectaculares, dominando todo el valle del Gadalhorce, dentro de la sierra de Huma.

Por la altimetría del puerto de Las Mesas no puede decirse que sea un alto de primerísimo nivel; aunque tiene tramos muy duros, es cierto que no son muy prolongados, sino que están concentrados en poco más de dos kilómetros. Pero el paisaje que va acompañando a la subida hace de ésta un verdadero disfrute para los amantes del ciclismo y de la Montaña, con letras mayúsculas.