Saltar al contenido
Marchasyrutas

Alto del Moncayo, datos, perfil y altimetría

Alto del Moncayo, datos, perfil y altimetría 1
Índice

    Alto del Moncayo,

    La etapa número trece de la Vuelta Ciclista a España de este año 2015 arranca en Calatayud y, tras recorrer 168 kilómetros y tres puertos de cierta importancia, tiene su llegada en Tarazona. Un final totalmente llano que será propicio para la los esprínter más avispados. A pesar de esta llegada sin repechos, el recorrido de la jornada está plagado de rampas y de un continuo sube y baja, un verdadero “rompe piernas” por lo que los corredores llegarán a ese final con un desgaste acumulado bastante importante. Los puertos que van a transitarse son los de la Crucija, Beratón (considerado como de segunda categoría), y Moncayo, de tercera categoría.

    El transcurrir de la etapa es a través de valle del Aranda, cruzando a la ribera del Isuela a través del alto de la Crucija, y bajando por el denominado Cañón de las Peñas del Cabo. Una vez pasada esta fase, se trata de comenzar la subida al valle del Isuela hacia el alto de Beratón, para luego dirigirse al Moncayo por su cara Norte. El viento puede ser un compañero inesperado para los ciclistas, pues van a pedalear en una elevada altitud (el Moncayo tiene 1.090 metros, y el alto de Beratón 1.390). Tarazona ha sido salida de etapa en el año 2012, pero es la primera vez que acoge el final de una jornada de la ronda española.
    Son muchas las poblaciones por las que pasará la etapa número trece, bien de forma directa o por sus proximidades: Morata de Jalón, Illueca, Jarque, Calcena, Beratón, Cueva de Ágreda, Torrellas, Los Favos, Litago, San Martín de la Virgen del Moncayo, Vera, Santa Cruz de Moncayo, y algunas más.

    El Alto del Moncayo es considerado la cima más alta de todo el Sistema Ibérico. Cuenta con un porcentaje de desnivel medio en su subida del 4.45%, y una distancia total aproximada de 24.4 kilómetros. La carretera que sube a Moncayo se encuentra en bastante buen estado de conservación, y además tiene muy poca circulación, es poco transitada salvo los fines de semana para la práctica del ciclo turismo y otras actividades de alta montaña. Como sucede en la mayoría de los puertos con un porcentaje tan elevado de altitud, el verano es la época ideal para disfrutar de su ascensión, pues en las estaciones más frías un manto de nieve blanca hace que la subida sea difícil y también peligrosa.

    Los casi 25 kilómetros que tiene este puerto constituyen la verdadera dureza de la subida, pues las rampas no tienen un desnivel demasiado elevado. El tramo más duro apenas tiene tres kilómetros con un 6%, y unos picos muy puntuales del 7%. Junto con el viento, otro de los inconvenientes que los corredores pueden encontrar es el sol, si se trata de un día caluroso. Los doce kilómetros iniciales de la ascensión no tienen prácticamente ninguna sombra, hasta llegar a Agramonte, donde está situado el Centro de Información del Parque Natural del Moncayo. Aquí el pelotón ciclista encontrará una larga extensión de hayas y después encinas, que proporcionarán la sombra reconfortante para el resto del recorrido del puerto de Moncayo. También las curvas de herradura empiezan a entrar en escena en esta parte final de la ascensión a Moncayo.

    Las posibilidades para subir al Moncayo son muchas. Se dice que seis vertientes distintas posibilitan esta ascensión: tres comienzan en Vera de Moncayo, dos pueden realizarse desde Tarazona y otra más asciende por el municipio soriano de Vozmediano.
    Vera de Moncayo es un pequeño pueblo situado a 630 metros de altitud con una fuente muy conocida para los aficionados al ciclismo, un buen sitio para refrescarse antes de continuar la ruta.