Saltar al contenido

Arritmias por la cafeína. ¿Son posibles?

5 marzo, 2019

Arritmias por la cafeína surgió después de una pregunta realizada por uno de nuestros lectores. En nuestro anterior artículo La cafeína en la bicicleta: ¿La necesitas o no para mejorar tus entrenamientos? hablamos acerca del uso de la cafeína y los beneficios que aporta. ¿Pero que sucede con las personas que son muy sensibles a la cafeína? ¿La cafeína puede producir arritmias? Todas estás preguntas las resolveremos a continuación. Y sino leíste aún el artículo anterior, te recomendamos hacerlo.

Durante mucho tiempo se pensó que el consumo del café era malo para las personas que padecen enfermedades del corazón. Pero las investigaciones señalan todo lo contrarío. El consumo moderado del café no resulta perjudicial para la salud.

¿Qué es una arritmia?

Las arritmias son trastornos del ritmo cardíaco en donde el corazón puede tener (bradicardia). La gran mayoría de los ciclistas padecemos de esta anormalidad en nuestros corazones o taquicardia, que es cuando nuestro corazón late demasiado rápido al contrario de la bradicardia que es cuando late muy lento. Y por último tenemos a las arritmias más peligrosas que son las irregulares.

Nuestro corazón trabaja con impulsos eléctricos y cuando existen problemas con el sistema de conducción eléctrica en el corazón es cuando se producen las arritmias. Las arritmias también pueden ser causadas por la cafeína, alcohol o drogas estimulantes y muchos factores más. De los cuales no hablaremos en este artículo

¿En que consistió la investigación?

En este ensayo clínico aleatorizado, evaluaron los efectos a corto plazo de la cafeína en dosis altas en pacientes con insuficiencia cardíaca con mayor riesgo de eventos arrítmicos. Después de administrar 500 mg de cafeína (Equivalente a 5-6 tazas de café) durante un período de 5 horas, no encontramos un efecto estadísticamente significativo de la ingesta de cafeína en la frecuencia de las ectopies ventriculares o supraventriculares, incluso durante el estrés físico de una prueba de esfuerzo.

¿Qué dicen los estudios?

Un estudio publicado en JAMA nombrado  Short-term Effects of High-Dose Caffeine on Cardica Arrhythmias in Patients With Heart Failure. Demostró que La ingestión aguda de altas dosis de cafeína no indujo arritmias en pacientes con insuficiencia cardíaca sistólica crónica en reposo y durante el ejercicio físico limitado por los síntomas. Hasta la fecha, no hay pruebas sólidas que respalden la recomendación común de limitar el consumo moderado de cafeína en pacientes con riesgo de arritmias.

Los resultados cuestionan la noción intuitiva de que la ingesta de cafeína debe limitarse o prohibirse en pacientes con enfermedades cardíacas y con riesgo de arritmia.

Conclusión

Si bien el consumo de cafeína es indispensable para algunas personas para poder comenzar el día. Hay quienes no pueden tolerar la cafeína debido a la capacidad de metabolismo de su hígado. La cafeína es una sustancia estimulante que ha demostrado mejorar el rendimiento deportivo, reduciendo la fatiga,aumentando la función muscular y reduciendo la percepción del esfuerzo del ciclista.

Después de pasar entre 15 y 45 minutos, la cafeína aparece en el torrente sanguíneo,  logrando las máximas concentraciones aproximadamente 45/60 minutos después de su ingestión. Vale decir que, debido a su solubilidad, la cafeína llega al cerebro sin dificultad.

En forma simultánea, la cafeína y sus metabolitos son eliminados por los riñones a través de la orina (un 3-10% de lo que consumimos). Las concentraciones de cafeína se reducen en un 50/75% luego de 3/6 horas de haber sido consumida.

Mi consejo es que si eres una persona que tolera la cafeína la incluyas en tus entrenamientos antes y durante,siempre y cuando no excedas las dosis recomendadas de 400 mg por día. Sin embargo si tu caso es el contrarío y te pones realmente mal con tan solo darle un sorbo a una taza de café, podrías buscar ese efecto estimulante en alimentos con vitamina B.

Los mejores smartwatch para entrenamiento del 2018