Saltar al contenido

Aumenta tus niveles de testosterona de manera legal

8 octubre, 2019

 

Para bien o para mal, el ciclismo es una forma de vida. Tiendes a entrenar adecuadamente o nada en absoluto. No conozco a nadie que entrene casualmente, al menos en donde vivo.

La mayoría de nosotros tenemos que sacrificar algo importante en nuestras vidas para ganarnos una buena cantidad de tiempo que utilizaremos para entrenar o descansar.

Por lo tanto, hay una deuda que pagar con una buena, larga y desgarradora sesión de cuádriceps y pantorrillas arriba de la bicicleta o cargando fierros en el gimnasio.

La testosterona no solo es necesaria para desarrollar el músculo, sino que también es crucial para la motivación y el estado de ánimo para levantarte del sofá en primer lugar. Tiene sentido asegurarse de tener suficiente testosterona en el tanque de reservas para cuando suena el despertador antes del amanecer y salir a montar a las 5 de la mañana. 

Hoy en Marchas y rutas analizaremos las formas de garantizar que tenga un suministro saludable de testosterona disponible para las necesidades de su cuerpo.

Este artículo es para las mujeres tanto como para los hombres: pueden sorprenderse de lo importante que es la testosterona para el deseo sexual femenino y el estado de ánimo positivo.

De hecho, la testosterona es mucho más importante que solo permitirle obtener un aspecto de Schwarzenegger, está implicada en todo tipo de cosas, desde cuán sociables somos hasta cuánta serotonina (uno de los químicos clave relacionados con la depresión) se libera en nuestros cerebros. Además de la hormona del crecimiento humano, es lo más parecido a una fuente de juventud.

Te recomendamos leer: Muerte súbita cardíaca. El peligro de muchos deportistas

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es la principal hormona sexual masculina y es responsable del desarrollo de las características masculinas durante la pubertad, incluido un rápido aumento en el crecimiento muscular. Se produce principalmente en los testículos, pero también se producen pequeñas cantidades de esta poderosa hormona esteroide en las glándulas suprarrenales, ubicadas en la parte superior de los riñones, y en las mujeres también se produce en menores cantidades en los ovarios.

Aunque a menudo se asocia con características sexuales masculinas androgénicas, como aumento del vello corporal, masa muscular y una voz más profunda, la producción de testosterona en las mujeres también es importante para la salud y el bienestar general, sin embargo, las cantidades más bajas que las mujeres suelen producir son una razón fundamental.

Por lo general, las mujeres no tienen tanto músculo como los hombres, y es una de las razones por las cuales las mujeres no deberían temer volverse demasiado voluminosas al levantar pesas.

El desarrollo del tejido muscular es lo suficientemente difícil para la mayoría de los hombres y tienen niveles mucho mayores de esta potente hormona de desarrollo muscular, por lo que, en general, las mujeres no deben preocuparse. 

Dicho esto, levantar pesas puede causar elevaciones agudas en los niveles de testosterona de las mujeres y esto es algo positivo para la pérdida de grasa, la salud, el mantenimiento del metabolismo, la preservación del tejido magro al hacer dieta y la salud ósea a largo plazo.

Te podría interesar leer: ¿Cómo saber si la carga de entrenamiento y su aplicación en los ciclistas es correcta?

La testosterona en la antiguedad y en el ciclismo…

Related image

Los antiguos griegos emplearon concienzudamente regímenes que aumentaron la testosterona, y también los documentaron, simplemente no tenían la tecnología para descubrir la existencia molecular de la testosterona. Una vez que descubrimos la molécula, por supuesto, lo primero que hicimos fue comenzar a fabricarla en el laboratorio. 

Todos sabemos a dónde conduce ese camino … Lance demostró hasta dónde puede empujar un cuerpo humano con un cóctel de andrógenos sintéticos cuidadosamente diseñado (curiosamente, existe un vínculo aterrador entre la testosterona sintética inyectada y el crecimiento de cánceres de próstata en ratas. tiene que ver con la inmortalidad de las células, los telómeros y el ADN – fascinante, pero será para un articulo diferente en el portal de ciencias y no aquí. 

El envenjecimiento y la disminución en los niveles de hormonas androgénicas

Las hormonas esteroides (testosterona, estrógeno, progesterona, etc.) se derivan del colesterol y se han demostrado vínculos entre la baja ingesta de grasas en la dieta y los niveles reducidos de testosterona. 

Además de que la testosterona es beneficiosa para el crecimiento muscular, también juega un papel importante en el metabolismo de los ácidos grasos y en la regulación de los niveles de grasa corporal. La testosterona puede ayudar con la descomposición de la grasa corporal para su uso como combustible, sin embargo, también se puede convertir en estrógeno a través de un proceso llamado aromatización bajo la influencia de una enzima que se encuentra en el tejido adiposo llamada aromatasa

Los niveles de testosterona comienzan a disminuir naturalmente en aproximadamente un uno por ciento por año; alrededor de los cuarenta años. Entonces, la gente madura que lee el artículo debe tomar nota particular. 

Es posible tener demasiado, pero el cuerpo es un sistema tan maravilloso y autorregulador que si eres hombre y tienes una fisiología normal, la única forma de alcanzar el exceso sería inyectarlo. 

Te podría interesar leer: Explicando el entrenamiento de intervalos de alta intensidad

Para combatir esto, podemos asegurarnos de no colocar al cuerpo en una restricción calórica severa, asegurar una cantidad adecuada de grasa en la dieta, permitir que el cuerpo descanse cuando se sienta agotado y la inclusión de carbohidratos al menos periódicamente en grandes cantidades, lo que aumentará la insulina; que tiene una relación inversa con el cortisol y, en resumen, cuando la insulina aumenta, el cortisol disminuye y, a veces, esto es exactamente lo que necesitará.

Perder peso va a afectar tus niveles de testosterona

Image result for cycling valverde

Así es, pero eso no significa que no debas de perder esos kilogramos extra. La testosterona también tiene interacciones únicas con otras hormonas, especialmente la hormona del crecimiento y el cortisol ‘hormona del estrés’.

La testosterona tiene el potencial de estimular la liberación de insulina como el factor de crecimiento 1 (IGF-1) que tiene efectos anabólicos leves, pero un efecto positivo en la prevención de la degradación de las proteínas musculares, lo que aumenta la cantidad de músculo que potencialmente podemos crecer. El cortisol tiene una mala reputación, ya que se asocia con procesos catabólicos, incluida la descomposición de la proteína muscular y se asocia con muchas afecciones de salud si se eleva crónicamente. 

Sin embargo, se ha demostrado que el proceso de perder peso disminuye la testosterona. (Probablemente porque quemar las reservas de grasa también libera el estrógeno almacenado). Esto significa que mientras pierde peso puede experimentar temporalmente menos testosterona, y puede explicar una de las dificultades para perder peso. 

También hay alguna evidencia de que las dietas altas en grasas / colesterol aumentan la testosterona. (Recuerda a Rocky y los huevos crudos …). Su propio cuerpo produce (en el hígado) más del 60% del colesterol que ingiere todos los días. Puede ser que su capacidad para convertir el colesterol que come en testosterona sea más importante que la cantidad que consume en total.

En resumen

Para respaldar el efecto de la testosterona en el aumento de la síntesis de proteínas musculares y el crecimiento muscular, es importante proporcionar suficiente combustible en forma de grasas y carbohidratos combinados con fuentes de proteínas de calidad para proporcionar los aminoácidos para apoyar este proceso.

Suficiente grasa en la dieta es esencial para proporcionar las materias primas para la producción de testosterona y esto debe combinarse con una ingesta adecuada de calorías. 

Coma muchas frutas y verduras. Lo mismo ocurre con la testosterona. Necesita niveles adecuados de zinc (bloquea la aromatasa), cobre, magnesio, vitamina D (quizás también A, B, E y C). Todas estas cosas están cubiertas si come una cantidad grande y muy variada de verduras y frutas.

 Las cosas particularmente buenas para la testosterona parecen ser el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas, la col rizada, los rábanos, el ajo, las cebollas, las ostras, las nueces y las semillas, etc.

Como de costumbre, evite el azúcar blanco y otros carbohidratos refinados, así como las grasas trans. y demasiado alcohol *.