Saltar al contenido

El 97% de los alemanes tiene bicicleta

5 junio, 2018
bicicletas en Alemania

Recientemente, hemos conocido que una empresa española pagará a los empleados que acudan a su oficina en bicicleta. Aunque es una acción significativa, en España no se usa la bicicleta con la misma asiduidad que en otros países de nuestro entorno. La última noticia referente al intenso uso de la bicicleta que se realiza en otros lugares europeos viene de Alemania.

Allí ha sido presentado un estudio que revela que el 97% de los alemanes tienen bicicleta, y que la mitad de la población la utiliza, al menos, una vez a la semana. Sólo un 3% reconoce que la utiliza menos de una vez al mes. Datos llamativos, si tenemos en cuenta que, a priori, las condiciones climatológicas del país bávaro no parecen las mejores para salir a la calle tan comúnmente con este medio de transporte.

No parece importarles, a tenor de las cifras presentadas por la Asociación Fahrrad.de, que es quien ha realizado el mencionado estudio. Del informe se pueden obtener datos curiosos sobre cómo utilizan este medio de transporte en Alemania. Por ejemplo, uno de cada cuatro alemanes reconoce que utiliza la bicicleta simplemente para dar paseos con la familia mientras se tiene tiempo libre, o bien como instrumento para realizar ejercicio. Un 18 % utiliza la bicicleta, simplemente, para practicar deporte.

El ciclista alemán en la carretera

Al igual que ocurre en otros países, uno de los principales problemas del ciclista es su relación con otro tipo de tráfico en las carreteras. Al final, el ciclista está más indefenso, de manera que se deben extremar las precauciones para su protección. También ellos mismos deben ser más cuidadosos con la forma en la que se comportan encima de una bicicleta. Aunque los datos no son alarmantes, el informe establece que un 4,3% de los usuarios reconoce que desobedece las señales de tráfico a menudo. Un 16% asegura que se salta la normativa de vez en cuando, mientras que un 39,4% asevera que cumple siempre con las leyes de tráfico. Por último, un 40% de los consultados admite que desobedece las normas con poca frecuencia. Sin embargo, es curioso que la percepción que tienen los conductores de otro tipo de vehículos con respecto a los ciclistas es bien distinta. De hecho, según el informe, los automovilistas creen que los ciclistas comenten muchas infracciones de tráfico.

En este sentido, cabe destacar que en Alemania es obligatorio usar un casco especial cuando se va en bici. En este sentido, y a pesar de la norma, más de la mitad de los ciclistas alemanes aseguran que, a veces, no lo usan. O, directamente, no lo usan nunca.

En cuanto al coste, el 30% de los encuestados asegura que está dispuesto a gastar mil quinientos euros en su modelo de bicicleta. El 22% podría llegar a invertir hasta tres mil euros. En el otro lado de la balanza, también encontramos un 18% de alemanes que aceptaría pagar en torno a los 700 euros por una bicicleta. En total, el mercado alemán de bicicletas facturó en el año 2015 un total de 2.165 millones de euros.

Ventajas de la bicicleta para los alemanes

El informe apunta a que los alemanes han mostrado su preferencia por este medio de transporte principalmente por dos razones. En primer lugar, por la polución y la contaminación. Los alemanes se muestran bastante comprometidos con la idea de que la bicicleta puede suponer un alivio para la contaminación. También para la descongestión del tráfico, y para evitar retrasos, fruto de atascos o zonas con alta intensidad de vehículos. La otra ventaja para los alemanes a la hora de utilizar la bicicleta es la facilidad para aparcar. El hecho de poder llegar hasta la misma puerta del lugar de destino, y poder dejar allí la bicicleta supone un alivio de tiempo muy valorado por los alemanes.