Saltar al contenido

Bicicleta eléctrica que no necesita conectarse a la red

9 octubre, 2019

El mercado de bicicletas eléctricas sigue creciendo y las noticias en este sector siempre aparecen. Las bicicletas se han convertido en una solución para la congestionada movilidad urbana por su sencillez, eficacia en trayectos cortos y su bajo coste, especialmente si lo comparamos con el vehículo particular.

No obstante, siguen representando un reto no apto para todos los públicos en caso de recorrer distancias más largas o con cierto desnivel. Es aquí donde la bicicleta eléctrica hace su aparición.

Para usar una bicicleta eléctrica no es necesario tener licencia, pero sí que es necesario conocer el código de circulación, las señales de tráfico y respetarlas. En caso de circular en condiciones de luminosidad reducida o de noche, las bicicletas deben llevar luz delantera blanca y trasera de color rojo.

La popularidad de las e-Bikes o bicicletas eléctricas aumenta en España con la misma fuerza y competitividad de las marcas que las fabrican. La compañía Nua Bike, creada en 2014 en Barcelona, ​​presentó el modelo Nua Electrica, una discreta e-bike que se parece más a una bicicleta normal. El motor de 250 W está integrado en el buje trasero, que también integra la batería de 160 Wh y los sensores. El conjunto eléctrico pesa unos 3 kg y la bicicleta completa pesa 13 kg.

Además del aspecto sigiloso, otro diferencial de Nua Electrica es su capacidad de recargar la batería mientras pedalea.

buje trasero y detalle de correa

 

El ciclista puede elegir entre seis modos de pedaleo a través de una aplicación de teléfono inteligente que se integra con el sistema eléctrico a través de Bluetooth.

Uno de los modos es la carga automática, donde la batería se recarga a través del sistema de frenado regenerativo y también por la energía generada al pedalear en tramos planos y cuesta abajo. Según la compañía, en el modo de carga automática, la bicicleta nunca necesita recargarse en la red eléctrica.

Todo el sistema eléctrico está incrustado en el cubo de la rueda trasera.

Minimalista, la bicicleta es mono gear. Tiene un marco de titanio, pista Sugino con una corona y una transmisión por correa dentada Gates. Los frenos son Shimano y las ruedas son de Mavic con tuercas antirrobo HexLox. La bicicleta también viene con un elegante sillín Gilles Berthoud y guanteletes Brooks.

El precio es de 4 mil euros en Europa.