Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Biomecánica cicloturista vs corredor

21 noviembre, 2020
Biomecánica cicloturista vs corredor

Existen diferencias entre la posición que ocupa el cicloturista y el corredor en la bicicleta, unas de las principales que se encuentra es que el corredor tiende a optar por posiciones que, si bien pueden aparentar no ir hacia la comodidad, son más aerodinámicas.

Cualquier profesional corredor es capaz de sacrificar algo de comodidad por ganar unas centésimas de segundos en el cronómetro.

Y ya sea que sean profesionales o no, no se compara la velocidad media a la que deben ir los cicloturistas que los corredores, donde la velocidad a la que compiten es elevada.  

Posición de las calas

A menos se trate de un sprinter puro, donde se busca una posición de las calas más adelantada, no existen diferencias entre la posición de un corredor y un cicloturista en este aspecto.  

Posición del sillín

Altura: Aquí tampoco existe una mayor diferenciación, en general todo ciclista lo que busca es optimizar su pedalada y la altura del sillín va acorde a eso.

Recuerda que para elegir una altura óptima se debe tomar en cuenta y analizar el juego de la rodilla, así como del tobillo, identificando los ángulos óptimos para ambas articulaciones y ajustar el sillín acorde.

Retroceso

Esto define simplemente la distancia horizontal que hay entre el eje del pedalier y la punta del sillín.

Todo ello permitiendo al ciclista posicionarse más adelantado o retrasado respecto al eje del pedalier, así que no deberían existir diferencias para el corredor o cicloturista particularmente.  

Ángulo del sillín

Para los corredores se busca posiciones más aerodinámicas, y para esto puede presentarse el problema de que al inclinar el tronco se aumenta la presión hacia la zona del perineo, ocasionando molestias que afectan a la velocidad.

Para ello es que reducen este problema inclinando el sillín ligeramente hacia adelante, bajando solamente entre uno o dos grados la punta del sillín.

Posición del manillar

Esta parte es en la que empiezan las mayores diferencias en la posición que ocupa el cicloturista y el corredor, ya que la altura a la que se encuentra el manillar influye de manera directa en la aerodinámica.

Esto se debe a que mientras más abajo se encuentre, más abajo es el ángulo de la espalda en cuanto a la horizontal y menor es la superficie que se encuentra expuesta al viento de manera frontal.

Esta es la razón que tienen los corredores para buscar tallas de cuadro más pequeñas, consiguiendo una angulación más baja en la espalda que va de entre 38 y 42 grados, mientras que los cicloturistas la mayor parte del tiempo están entre los 43 y 50 grados, una diferencia significativa.

Aunque pueda resultar visualmente extraño para algunos, esto implica que el manillar de los corredores suele estar entre 7 y 14 centímetros por debajo del sillín, de acuerdo a la estatura y demás variables, mientras que los cicloturistas tienen el manillar entre 3 y 9 centímetros debajo del sillín.

Aquí influye el factor que mencionamos acerca de la comodidad, ya que esa aerodinámica extra no es gratis y a medida que el manillar baja en relación al sillín, la tensión de la espalda va aumentando al igual que aumenta la facilidad para sufrir algún dolor cervical o lumbar que puede resultar bastante molesto.

Para esto cada ciclista mide su capacidad de aumentar la aerodinámica sin deshacerse por completo del factor de la comodidad, que igualmente afecta al rendimiento.

Alcance del manillar

Esto se refiere a la distancia que hay entre el manillar y la punta del sillín. Para los corredores es conveniente un mayor alcance al manillar ya que necesitas de espacio para flexionar los codos pudiendo enderezar la espalda al ir a alta velocidad.

Para ello se mide el ángulo que se forma del brazo al tronco, tomando en cuenta la muñeca, hombro y cadera. Este ángulo se acerca a los 90º, mientras que los cicloturistas se acercan a los 80 y 85 grados.

Este es el principal motivo de que los corredores utilicen potencias largas que son más aerodinámicas y compensar el hecho de que los cuadros son más bajo y cortos.

Nuevamente en cuando al tema de la comodidad, un exceso en el alcance del manillar se traduce en molestias para la cervical y a nivel lumbar, así como el exceso de flexión en los codos que fatiga más rápidamente los brazos.

Anchura del manillar

Para una mejor aerodinámica los corredores utilizan manillares más estrechos de entre 30 y 40 cm, esto puede ser incómodo para los cicloturistas ya que el control de la bici se dificulta; para los principiantes es mejor tener cuidado y optar por un manillar ancho.