Saltar al contenido

¿Cómo configurar los cambios traseros?

7 mayo, 2015

Las bicicletas han resultado ser como una extensión para el ciclista cuando está desarrollándose en una cerrera o cuando realiza un paseo, el hombre y la máquina trabajando juntos para alcanzar sus metas ¿pero qué ocurre cuando sus mecanismos entran en conflicto porque no se han realizado las debidas preparaciones?

¿Porque no hay nada más molesto que una bicicleta que tenga sus cambios en mal estado?, aquí te mostraré cómo solucionar el problema de una vez por todas en menos en ¡15 minutos! Para que tus desplazamientos puedan adaptarse a la velocidad que imprimirás en tus recorridos.

Tipo de trabajo: Fácil

Duración: En menos de 15 minutos.

¿Qué necesitaremos?

Herramientas necesarias para ajustar el cambio trasero:

– Un destornillador

Vocabulario:

 

El Cassette: El casete corresponde a todas las pequeñas placas en la rueda trasera, sobre la que se coloca la cadena. Al cambiar de marcha, la cadena se mueve hacia arriba o abajo de una muesca en la cinta.

Preparación para configurar los cambios traseros

Para comenzar a ajustar los tornillos de tope, se debe en primer lugar verificar la tensión en el cable del desviador.

Para esto, se puede aflojar el cable de la palanca de cambios del manillar, si no tiene conocimiento de ello te recomiendo que veas un vídeo de los muchos que hay en las redes sociales para aflojar, y luego afloje completamente dando vuelta el mismo cable en el desviador.

 

Realiza las pruebas para que hasta aquí esté ajustado a la perfección.

 

Ajuste el tope inferior del desviador

El segundo paso consiste en pasar la velocidad al plato inferior del casete, para que el ajuste  se pueda realizar sin complicaciones.

Esto ayudará a abordar la primera parada, es decir sintonizar en qué nivel de la cadena no se puede bajar (para evitar descarrilamientos).

Para ello, agarrar el destornillador para ajustar el pequeño tornillo marcado con la «H» que gestiona la baja de la parada. Al apretar o aflojar el tornillo, se verá que el desviador se desplaza hacia la derecha o a la izquierda.

 

Gire el tornillo hasta que la cadena quede perfectamente recta (para ello deberás mirar desde atrás) entre el cassette y el desviador. Ellos deben estar perfectamente alineados para que el ajuste sea el adecuado a tu necesidad.

 

Tensión de la cadena

images (2)

Una vez que el primer tornillo de la parada quede apretado, se puede volver a conectar el cable del desviador tirando de él, para darle una cierta tensión.

La tensión final se efectuará después del ajuste del segundo tornillo de parada.

Ajuste el tope superior del desviador

Una vez que los hayas trabajado con los tornillos de fijación, tendrás que hacer exactamente el mismo proceso de nuevo con el tope superior del desviador.

Para este cambio deberás variar la parte superior del cassette, y apretar o aflojar el tornillo marcado con «L», el cual gestiona el tope superior del desviador.

Una vez que el desviador está perfectamente posicionado por debajo de la rueda dentada mayor del casete, tus paradas están bien ajustadas y se puede proceder a la etapa final.

Ajuste de la tensión del cable

Una vez que sus 2 paradas están establecidas, sólo queda apretar o aflojar el cable del cambio en la palanca de cambios.

Para ello, vaya velocidad y ver si la cadena se mueve, y si es así si hay saltos de una muesca o va más allá.

Si la velocidad va bien, entonces no tienes nada que tocar. Si la velocidad no pasa, tienes que apretar un poco más el cable apretando la palanca en la rueda pequeña de metal o plástico. Si la velocidad cae demasiado lejos, o se salta a múltiples engranajes de repente, tiene que haber menos tensión en el cable.

images (3)

Por último, para pasar a la velocidad de balanceo en tu bicicleta y verificar que ‘ya no saltan y se mueven correctamente o se reproducen en la tensión del cable.

Recuerda que tu bicicleta debe estar correctamente ajustada y apretada todos los tornillos, hay que evitar cualquier mal funcionamiento, especialmente con los cambios de velocidad los cuales pueden hacer la diferencia de si ganas la carrera por tomar la delantera o quedarte rezagado por olvidarte o no saber cómo realizar los ajustes de los cambios. Sigue con nosotros para seguir aprendiendo más.