Saltar al contenido
Marchasyrutas

Consejos para iniciarse en el running

2 enero, 2022
Índice

    Iniciarse en el running

    El running se ha convertido en una de las prácticas más populares de los últimos años, cada día, vemos a más personas que salen a correr a las calles. Sin embargo, decidirse a empezar a correr no es algo que se deba de tomar a la ligera, se tiene que hacer con cuidado y de la manera correcta. Con esto nos referimos a que, empezar a correr es más complejo de lo que parece, no basta con únicamente ir a una tienda de running, comprar cualquier tipo de zapatilla y salir a correr. 

    Cómo empezar a correr desde cero

    Comprar unas buenas zapatillas running

    Es un hecho, para empezar a correr, se deben de tener unas buenas zapatillas, es algo esencial. Mucha gente piensa que, al iniciar en el running, se deben de buscar unas zapatillas muy baratas, sin tomar en cuenta su calidad, componentes y materiales. Pero, este es un grave error, incluso en niveles iniciales, siempre se deben de comprar unas zapatillas que tengan los elementos necesarios para una carrera cómoda y segura. ¿Cuáles son estas zapatillas?

    Lo más recomendable es buscar unas zapatillas con buena amortiguación, que brinden suavidad y absorbencia a la pisada. De esta forma, los impactos no afectarán a las articulaciones y el entrenamiento será mucho más cómodo. También es importante que las zapatillas sean ligeras y transpirables. Estas características deben de estar presentes en todas las zapatillas running, sin importar la marca, el tipo de corredor o las necesidades específicas. Una de las marcas más recomendadas de la actualidad es Brooks running, que tiene una amplia variedad de modelos para todas las necesidades y tipos de corredor.

    Hay un punto importante y lo ponemos por separado, porque puede variar de acuerdo a la zapatilla y al corredor, la estabilidad. La pisada no es igual en todas las personas, algunas personas pisada hacia adentro (pronadores), otros hacia afuera (supinadores) y otros tienen una pisada normal (neutra). Es por eso que es importante identificar cuál es el tipo de zapatilla que necesitamos, para eso, es importante asistir a un centro especializado en running en donde nos puedan brindar la asesoría necesaria.

    Empezar con distancias cortas y objetivos alcanzables

    Muchas quieren correr largas distancias en sus primeros entrenamientos, y este es uno de los errores más graves que pueden cometerse. Es normal que la emoción de empezar a correr te haga querer correr un maratón cuanto antes, pero se debe de empezar poco a poco. Lo más recomendable es plantearse objetivos reales y alcanzables, por ejemplo, ponerse la meta de correr 1 o 2 kilómetros durante las primeras 2 semanas y luego ir aumentando paulatinamente. 

    Una de las razones por las que se recomienda empezar de esta manera es porque probablemente el nuevo corredor no tenga una condición física bien desarrollada para correr grandes distancias. Pero la más importante es porque el que comienza a correr no tiene todavía una buena técnica, y eso puede derivar en lesiones.

    Aprender a correr con la técnica correcta

    Este es uno de los puntos más importantes, porque está relacionado con la integridad y la salud del corredor. Muchos no lo saben, pero, para correr también se necesita tener una buena técnica. Cuando un corredor principiante entrena, en realidad no está consciente de si está corriendo de manera correcta, si está apoyando el pie de manera natural o si los movimientos de su cuerpo son los adecuados. 

    Es por eso que lo más recomendable es obtener la asesoría de una persona que tenga experiencia en el running. Un entrenador o coach podrá enseñarte a apoyar los pies de manera correcta, que es la parte más importante de la técnica. De esta manera, podrás incrementar las distancias y correr por más tiempo, con menores probabilidades de sufrir lesiones.

    Descansar lo suficiente

    El descanso es una parte esencial de todos los deportes, sin importar los objetivos o el tipo de entrenamiento. Cuando realizamos una actividad física, el cuerpo, los músculos y las articulaciones sufren un desgaste considerable, y necesitan tiempo para reponerse. Aquí es donde entra la importancia del descanso.

    En el running, el mayor desgaste lo sufren las piernas, los pies y las articulaciones inferiores. Si no se obtiene el descanso necesario, las probabilidades de lesiones son muy altas. 

    Mantener una alimentación saludable Este es uno de los consejos más importantes, y que no muchos toman en cuenta. Siempre es importante acompañar a la actividad física con una buena alimentación. Es necesario que el cuerpo tenga la cantidad necesaria de vitaminas, proteínas y minerales para poder tener un mejor rendimiento en la actividad física. Además, una alimentación saludable también favorece la regeneración después del desgaste, brinda más energía y también fortalece el cuerpo para no enfermarse y lesionarse.