Saltar al contenido

Consejos para superar la Marcha de Abraham Olano

19 junio, 2015
Consejos para superar la Marcha de Abraham Olano 1

 

 

Dentro ya de muy pocas horas se va celebrar la marcha de Abraham Olano, una de las más duras del calendario cicloturista, y seguro que muchos de vosotros estáis preparando vuestras piernas para poder afrontarla con éxito. Y lo debéis de hacer con especial interés, porque nos encontramos ante una de las pruebas más complicadas que podemos afrontar, un auténtico infierno de subir y bajar sin un metro de llano que nos va a arrojar a los brazos del dolor…y que puede hacernos fracasar a poco que no tengamos todo en cuenta. Por eso desde aquí vamos a intentar analizarte con lupa el recorrido de la marcha, para que puedas conocer todos sus secretos, y así no te encuentres solo ante el peligro. Eso sí, el entrenamiento, la preparación corren de tu parte, por lo que no podemos hacer milagros con ellos, jejejeje

 

 

El recorrido sale de Tolosa y tiene unos primeros kilómetros llanos que debes de aprovechar para calentar y coger un ritmo que esté acorde a tus posibilidades, porque después apenas vas a tener posibilidades de rodar sobre tu bicicleta, limitándote a subir y bajar puertos. No en vano esta marcha se conoce como la de las once cimas, debido a la enorme cantidad de ascensos que tiene.

IMG_1979-1440x564_c

El primero de ellos es Larraitz, para enlazar después los altos casi seguidos de Orendain y Gaintza. Esta es una de las características principales de la marcha, el hecho de que se enlazan puertos sin apenas solución de continuidad, lo que dificulta mucho la recuperación entre tramos, dado que siempre se está subiendo o bajando. De ahí que nuestro primer consejo sea el más evidente: intenta siempre ir en un grupo a un ritmo similar al tuyo (o ligeramente inferior, guardando siempre por si lo necesitas después) y no te cebes con ruedas que no sean las adecuadas. Contar con un desarrollo adecuado, siempre con dientes de reserva es otra buena opción para esta marcha, que aunque no encierra demasiados kilómetros imposibles de esos que tan de moda parecen estar no es menos cierto que tiene suficiente dureza y acumulación como para acabar volviendo tus músculos de goma. ¿Otro consejo? Afronta las bajadas con calma, intentando recuperar de los esfuerzos y no cebándote para recortar tiempo. El hecho de que apenas haya tramos llanos hace que los descensos tengan que ser afrontados como momentos de recuperación, mucho más que en otras marchas parecidas.

 

Después de estos dos puertos hay un tramo algo más sencillo, en ligero descenso, y un ascenso fuerte, violento, a la ermita de Altzo, antes de pasar por Tolosa, por el punto de salida, donde está situado el primer avituallamiento de la jornada. Huelga recordar la importancia de este punto en la marcha, por lo que debes detenerte aquí y coger vituallas suficientes para continuar. No te olvides de comer despacio y masticando bien para evitar problemas estomacales, así como de rehidratarte de forma regular durante todo el recorrido Ahí radica el éxito de tu empresa.

video-olano-y-astarloza-exploran-los-dos-primeros-puertos-de-la-marcha-abraham-olano-006

Y después del avituallamiento…de nuevo dolor de piernas, con otras dos subidas enlazadas a Bidani y Santa Ageda, nada menos que un puerto que todo un Tour de Francia transitó en el lejano año 1992. Así que no te lo pienses más, intenta volver a coger el ritmo rápido, y emula a los forzados de la ruta por estas carreteras tan duras. Después de bajar Santa Ageda afrontamos casi seguidos el ascenso a Mandubia y Atagoiti, antes de…bueno, antes emplazarte para el próximo día, en el que acabaremos de contarte cómo afrontar esta exigente marcha.