Saltar al contenido

Los beneficios de un descanso a mitad de temporada

13 septiembre, 2019

Por: Berthy Perez Lases

El ciclismo es un deporte que requiere de mucha planificación, son incontables los beneficios que se obtienen con un descanso a mitad de temporada y a continuación en Marchas y Rutas te los explicamos. 

Contar con planificaciones semanales, mensuales y anuales nos va a permitir tener un mayor control de nuestros entrenamientos y en caso de algún error o estancamiento vamos a comprender en que parte de nuestra planificación fue que fallamos. 

Te podría interesar: Carbohidratos para el ciclista ¿En qué cantidad?

Cada uno de estos ciclos debe estar seguido por un descanso que permite crecer más fuerte y mejorar nuestras capacidades físicas y mentales entre cada ciclo. Periodos de recuperación son necesarios para alcanzar las super-compensaciones que se obtienen después de fuertes periodos de entrenamiento.

La planificación por ciclos

Resultado de imagen para el ciclista velocista atletismo

Sí quieres conocer más acerca de la planificación y de que manera hacerla te recomendamos leer el siguiente artículo: Las bases para planificar una temporada buena

Al tener nuestra planificación lista y cerrar un ciclo vamos a obtener una serie de beneficios y adquirir una fortaleza física y mental ya que el descanso también es parte importante del entrenamiento y nunca se debe pasar por alto. 

Un atleta debe alcanzar su nivel máximo de forma en los eventos que tenga marcados como objetivos y no antes ni después. Un descanso a mitad de temporada cuando ya comenzaron las carreras ciclistas puede ser de gran beneficio y ayudarte a preparar trabajos más duros durante el verano. De esta manera podrás atacar la segunda mitad del año con un enfoque y pasión mayor para obtener mejores resultados. 

Otra ventaja de parar la marcha a mitad de temporada es que podrás analizar si tu pico forma iba a llegar antes o después y realizar las correcciones necesarias en tu plan de entrenamiento.

Descanso a mitad de temporada

Tener un descanso no significa dejar de entrenar e interrumpir el mantenimiento del cuerpo mientras se encuentra en el período de descanso. 

Un descanso a mitad de temporada significa que en un principio se tienen que analizar las necesidades y objetivos del atleta. A mis atletas les recomiendo tomar un descanso de 3 a 7 días sin entrenamiento PERO con una dieta estrictamente controlada, ya que durante este descanso es cuando más errores se pueden cometer y nos podemos cargar la temporada completa. 

Sin embargo, hay atletas y me incluyo en ellos, a quienes nos es prácticamente imposible parar la locomotora y necesitamos seguir con un ritmo alto de trabajo. 

A este tipo de atletas les recomiendo el entrenamiento cruzado pero les recomiendo tener un cuidado extremo e incluir estiramientos antes y después de sus rutinas deportivas. ¿Por qué? Al realizar entrenamientos cruzados vamos a activar y trabajar grupos musculares que en la bicicleta no trabajamos. 

Sí hay alguien que no cree en ello. Lo invito a realizar un entrenamiento de atletismo con velocistas para comprobar que efectivamente estaremos trabajando músculos que son difíciles de trabajar arriba de los pedales. 

Te recomendamos leer: Dolor de espalda ¿Es culpa de la bici?

Se termino el descanso

Después de un período de descanso de 3 a 7 días existe algo que llamó el reinicio. Un período en donde me dedico única y exclusivamente a la revisión del trabajo de fuerza y capacidades aeróbicas de cada atleta así como su estado físico. 

Resultado de imagen para el ciclista velocista atletismo

“Esté Checkpoint” nos permite realizar algunas correcciones en los planes de entrenamiento de cada atleta gracias a la valoración de los procesos fisiológicos de cada atleta. De esta manera volvemos a los entrenamientos específicos con una mayor carga de entrenamiento de la que había antes del descanso. Lo bueno apenas comienza…

Desventajas de un descanso a mitad de temporada

Hay atletas que demuestran escepticismo ante el descanso a mitad de temporada y temen perder su forma física. Y no los culpo, la gran mayoría de mis lectores sabe lo terrible que es volver a la bicicleta después de un parón y sentir como se ahogan las piernas apenas comenzamos a subir el primer puerto o realizar los primeros trabajos de intensidad.

Sin embargo, con mi experiencia y conocimientos, todos los atletas desde nivel recreativo a profesional quedan asombrados con la rapidez que recuperan su fuerza y hacen énfasis en la motivación mental que sienten después de un descanso corto.

Sí bien existe una cierta perdida de forma debido al parón de una semana o menos debido a la reducción de cargas de trabajo. Esta reducción únicamente se nota en repeticiones de alta intensidad y la forma volverá apenas se reinicie el entrenamiento incluso con ciertas compensaciones gracias al descanso. Hay que destacar la importancia de no descuidar la nutrición del atleta durante estos descansos. 

Los sistemas aeróbicos son mucho más robustos y resisten esta ruptura intacta. Normalmente, en cuestión de semanas los atletas se sienten más fuertes que antes del receso.

Esta ruptura puede ser un pequeño salto de fe, ¡pero vale la pena el salto!

¿Deben los atletas de resistencia hacer cetosis? Segunda Parte