Saltar al contenido

Dieta cetogénica en el ciclismo. Riesgos y beneficios

27 agosto, 2021
Dieta cetogénica en el ciclismo. Riesgos y beneficios 1
La dieta cetogénica es una dieta que se encarga de producir cuerpos cetónicos en nuestro organismo. De manera sencilla, podemos decir que “estar en cetosis” significa estar utilizando primordialmente grasa para obtener energía. Este estado se consigue con un ayuno prolongado (al menos 16-24 horas)  o con una dieta muy baja en carbohidratos.

En estas condiciones, el cuerpo obtiene la energía a partir de los ácidos grasos almacenados en el organismo, generando el hígado los llamados cuerpos cetónicos.

Vitamina B Conoce todos sus beneficios

Chris Froome solía hacer las cosas de forma equivocada. Pasaba hambre antes de las grandes vueltas para perder peso.  Gracias a las sugerencias de su esposa comenzó a experimentar un cambio en su dieta. Pasó a recortar hidratos de carbono en ciertos momentos y a comer más proteína. Su cuerpo respondió a la perfección y con el nuevo peso pudo obtener mejores resultados en el Tour de Francia.

Índice

    ¿Cuál es el secreto?

    beauty & bicycles Mais

    Bien, cuando una persona ingiere una dieta cetogénica o está en ayuno prolongado. El organismo es capaz de adaptarse y pasar de un metabolismo glucolítico a uno lipolítico, en el que la grasa pasa a ser la principal fuente energética.

    En este proceso de adaptación, incluso las neuronas cerebrales que son células que suelen obtener la energía en forma de glucosa, son capaces de adaptarse y obtener de la grasa entre el 50 y 75% de la energía necesaria, concretamente de los cuerpos cetónicos.

    Beneficios de una dieta cetogénica

    1. Existe una mejora en el perfil glucémico. La dieta cetogénica, además de reducir el peso y la tensión arterial, corrige el metabolismo de la glucosa, ya que desciende los niveles circulantes de glucosa e insulina, siendo un tratamiento efectivo en pacientes obesos diabéticos.
    2. Aumento del rendimiento en actividades aeróbicas. Con respecto a deportistas de competición, se debería de considerar que tras la adaptación metabólica, su rendimiento podría incluso incrementarse si se trata de actividades deportivas predominantemente aeróbicas. Por ejemplo, el ciclismo, ya que el organismo está más adaptado para utilizar la grasa como combustible. Pero en actividades de alto componente anaeróbico el rendimiento se podría ver reducido.
    3.  Salud cardiovascular, induciendo un efecto cardioprotector. Contrariamente a lo que podríamos pensar, las dietas cetogénicas favorecen un descenso de los niveles de triglicéridos e incrementan los valores de colesterol bueno.
    4. Efectos antioxidantes en el organismo. Otro beneficio presente en las dietas cetogénicas, es su capacidad para aumentar el poder antioxidante del organismo, debido a que los cuerpos cetónicos favorecen un estado antioxidante en las mitocondrias, inhibiendo la formación de especies reactivas (ROS) y provocando una reducción de la muerte celular.

    5 beneficios de montar en bicicleta

    Riesgos de una dieta cetogénica

    Pues bien, la dieta cetogénica no podía estar exenta de riesgos y se aleja de los principios de una dieta equilibrada y de las recomendaciones de las sociedades científicas. Incluso aquellas de los propios ámbitos deportivos.

    Existe una serie de posibles efectos secundarios a corto plazo. Todo esto depende de muchos factores fisiológicos del individuo. Tras instaurar este tipo de dieta se pueden llegar a producir: cálculos renales, hemorragias gastrointestinales, vómitos, hiperlipidemia tipo I, colitis ulcerosa e incluso en casos extremos coma.

    No solamente esto, sino que de forma temprana tras instaurar este tipo de dietas también existen posibles alteraciones bioquímicas como: hipoglucemia, acidosis metabólica, hipoproteinemia, hipertrigliceridemia, hiperuricemia, hipertransaminasemia, hipercolesterolemia, hiponatremia e incluso hipomagnasemia.

    Todo lo que he indicado anteriormente es de forma temprana. Es decir a corto plazo, pero también a largo plazo aparecen otra serie de efectos secundarios como: fallo hepático, alteraciones de los ganglios basales, estreñimiento, reflujo gastroesofágico, urolitiasis, osteopenia, cardiomiopatía, alargamiento del intervalo QT y neuropatía óptica.

    También aparecen alteraciones bioquímicas como: dislipemias, anemia, hipocarnitinemia, dislipemias, elevación de ácidos grasos de cadena muy larga y déficits de vitaminas y de minerales.

    Doping en el ciclismo. Todo lo que necesitas saber

    Conclusiones

    En un principio la dieta cetogénica fue utilizada como tratamiento de problemas neurológicos como la epilepsia, como medida de choque para pérdida de peso. Es muy complicado encontrar estudios de rendimiento deportivo en atletas con cetosis. Por ello resulta complicado hablar de este tema sin estudios científicos previos.

    A pesar de todo esto la fisiología y la bioquímica nos ayudan a entender cómo funciona nuestro organismo y todo ello respalda varias conclusiones lógicas de por que la dieta cetogénica es buena. Pero también nos ayuda a comprender la serie de complicaciones que podrían existir o desarrollarse con el paso del tiempo.

    Una vez que se conoce todo esto. ¿Te recomendaría una dieta cetogénica? Si y no. Depende para qué y con qué objetivos. Puede ser que tu desempeño sea mucho mejor realizando cargas estrategicas de carbohidratos en momentos clave antes de alguna carrera ciclista. Sin necesidad de mantener el cuerpo en un estado cetogénico. Por el contrario podría ser que te sea conveniente tener períodos estratégicos de cetosis. Por ejemplo, durante la pretemporada.

    Si estás pensado realizar una dieta cetogénica te recomiendo que acudas con un profesional de la salud, quién además de asesorarte te va a guiar a mantener un proceso de cetosis sin riesgos a corto o largo plazo. En ciclismo su uso para perder peso es contraproducente.