Saltar al contenido

El ciclismo de ruta y el ciclismo de montaña

7 agosto, 2015

En el mundo del ciclismo hay dos tipos de personas, a los que les gusta la velocidad y a los que les gusta la aventura. Para los primeros, la emoción es diferente que para los segundos, debido a que la velocidad proporciona adrenalina por el peligro latente que se tiene. En cambio, para los amantes de la aventura, la emoción está más en lo desconocido y en llegar a lugares donde el paisaje es vistoso y llamativo.

road-cycling

El ciclismo de ruta permite también conocer diferentes lugares, ciudades y villas, pero siempre estando en una zona pavimentada y con buena visibilización. El ciclismo de ruta se ha vuelto muy común entre los principiantes, debido a que les permite llegar a lugares muy lejos. Para ellos, la bicicleta debe estar ajustada a un tipo de conducción propio.  Este tipo de bicicleta debe tener un manillar curvo, que le permita mantener una postura atacante, con firmeza y comodidad. Hemos expuesto en otro artículo los tipos de manillar para cada tipo de manejo. Del mismo modo, si has dejado tiempo atrás la mentalidad de principiante y cada semana te lanzas a conocer cada vez lugares más lejanos, debes también pensar en el tipo de pedal que se adecúa a tus necesidades. Si por el momento solo recorres una distancia mínima, deja los pedales no automáticos que vienen con la bicicleta. Sin embargo, si quieres aumentar aún más la velocidad debes comprarte unos buenos pedales automáticos para carretera, los cuales te ayudarán a mantener tu pie estable, evitando el deslizamiento.

El ciclismo de montaña, por su parte, es para aquellos que valoran más la aventura por las zonas boscosas, de difícil acceso. He visto en muchos paquetes turísticos que ofrecen la posibilidad de descender una montaña por un camino no muy transitado. Aunque no deja de ser peligroso es muy emocionante hacerlo.

jpg

Igual que para el ciclismo de ruta, debes adecuar muy bien tu bicicleta a este estilo, para evitar fatigas, lesiones y gasto de energía innecesario. Con los pedales automáticos para bicicletas de montaña, el pie se ajusta a una postura levantada, haciendo que la fuerza sea más eficiente al momento de pedalear. Son muy recomendables incluso si tienes poca experiencia, porque te mantiene el pie firme, evitando con ello deslizamientos cuando asciendes por una ruta de difícil acceso. Igualmente, para este estilo, es importante también tener un buen manillar. El ciclismo de aventura o ciclismo de montaña es frecuente que las bicicletas no resistan tantos golpes, por lo que debes tener un manillar de calidad y bien ajustado a tu peso y tamaño.

Estos dos estilos, el ciclismo de ruta y el ciclismo de montaña, ofrecen no solo emoción sino la posibilidad de salir del ambiente urbano para conocer a fondo los paisajes naturales más vistosos de tu región.