Saltar al contenido

Los electroestimuladores. El arma secreta del deporte

8 noviembre, 2018

Seguramente has visto o escuchado hablar de los electroestimuladores. Sí, esos que hacen temblar tus músculos o aquellos que anunciaban por televisión que prometían hacerte perder cantidades increíbles de grasa sin hacer ningún tipo de actividad física. Pues hay algo de bueno y cierto en ellos, si bien no te harán perder grandes cantidades de grasa si serán de ayuda para muchas ocasiones en las que no puedas entrenar o te encuentres viajando por muchas horas.

Existe una infinidad de usos que se les puede dar, desde recreacionales, terapéuticos o con fines para mejorar el rendimiento. Una de las grandes ventajas de los electroestimuladores es que podemos hacer uso de ellos desde nuestro hogar.

Si sufre una lesión o enfermedad que provoca dolor y pérdida de movilidad funcional, su médico puede recomendar terapia física. Es probable que su fisioterapeuta trabaje con usted, y puede usar varias modalidades terapéuticas para aumentar su programa de rehabilitación.

La estimulación eléctrica es un tipo de tratamiento terapéutico que puede servir para muchos propósitos diferentes en la terapia física. Puede usarse para disminuir el dolor y la inflamación, mejorar la circulación y puede ayudar a que los músculos se contraigan correctamente. La estimulación eléctrica a menudo se usa para aumentar su programa de terapia física después de una lesión o enfermedad; no debe ser el único tratamiento que recibe cuando asiste a la terapia física.

Terapia de estimulación

La terapia de estimulación eléctrica es un tratamiento terapéutico que aplica la estimulación eléctrica para tratar los espasmos musculares y el dolor. Puede ayudar a prevenir la atrofia y aumentar la fuerza en pacientes con lesiones. También es útil para mantener los músculos activos, especialmente después de cualquier tipo de lesión o simplemente después de un largo viaje en donde nuestros músculos de las piernas estuvieron varias horas inactivos.

Los fisioterapeutas y otros profesionales médicos colocan electrodos en la piel del paciente, lo que hace que los músculos se contraigan. Con la estimulación eléctrica, el paciente puede mantener el tono muscular y la fuerza que de lo contrario se perdería debido a la falta de uso. Sin embargo, en los últimos años este tipo de electroestimuladores se encuentran disponibles para cualquier bolsillo y ofreciendo una excelente calidad. Son tan fáciles de utilizar que con un poco de conocimientos serán una herramienta más para hacerle frente a la fatiga y prevenir o tratar lesiones musculares.

Reloj GPS Garmin Foreruner

¿Cómo funcionan?

La estimulación eléctrica funciona imitando la forma natural en que el cuerpo ejercita sus músculos. Los electrodos unidos a la piel emiten impulsos que hacen que los músculos se contraigan. Es beneficioso para aumentar el rango de movimiento del paciente y mejora la circulación del cuerpo. Se utiliza en el tratamiento de afecciones como esguinces, artritis, escoliosis dolor de espalda y ciática.

La estimulación eléctrica puede ser muscular, general y la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea TENS. (Que es la que más nos interesa). El tipo muscular de estimulación eléctrica busca fortalecer los músculos reduciendo los espasmos musculares. Esto estimula el músculo esquelético usando impulsos eléctricos para causar la contracción muscular.

TENS se usa comúnmente para ayudar con el dolor crónico. El tipo general de estimulación eléctrica se utiliza para curar heridas y aliviar el dolor. Si lo tuyo es darte masajes en casa y experimentar un poco definitivamente necesitas tener un aparato de estos en casa.

La corriente interferencial (IFC) es otra forma de TENS. Es utilizado por fisioterapeutas y quiroprácticos para disminuir la inflamación y la hinchazón de los tejidos afectados. Este tratamiento también ha mostrado efectos positivos en la mejora de los síntomas del asma y en la reducción del dolor de espalda.

La importancia de un reloj deportivo

¿Cuales son los tipos de electroestimulación?

Esta lista de diferentes tipos de estimulación eléctrica puede ayudarlo a comprender cómo se usa comúnmente en la terapia física. Existe una variedad más amplia de electroestimuladores, sin embargo estos 5 son los más comunes.

TENS

Ver las imágenes de origen

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) es un tipo de estimulación eléctrica que se usa para ayudar a disminuir el dolor agudo y crónico. La TENS actúa alterando o interrumpiendo las señales dolorosas que viajan desde los tejidos lesionados al cerebro. Se realiza colocando electrodos sobre la parte dolorosa de su cuerpo y utilizando electricidad para alterar las señales de dolor en su cerebro. Es el que más nos interesa y sin duda el que deberíamos de tener en casa o en nuestra maleta de viaje.

Estimulación rusa

Ver las imágenes de origen

La estimulación rusa es una forma de estimulación eléctrica muy similar a TENS que usa electricidad para contraer el tejido muscular. Después de una lesión o cirugía, puede estar experimentando debilidad muscular. A menudo, los músculos se inhiben después de una lesión y son incapaces de generar una contracción fuerte. La estimulación rusa se utiliza para ayudar a mejorar la contracción de los músculos.

Estimulación Neuromuscular Eléctrica

Ver las imágenes de origen

La estimulación eléctrica neuromuscular (NMES) se usa de manera muy similar a la estimulación rusa. Su fisioterapeuta puede usar NMES para ayudar a que sus músculos se contraigan adecuadamente después de una lesión o cirugía. Esta forma de reeducación muscular puede ser útil para ayudarlo a regresar a su función normal rápidamente después de una lesión o cirugía. NMES también puede ser demandado para ayudarlo a realizar tareas funcionales.

Se pueden aplicar pequeños interruptores en la unidad a su cuerpo que controlan cuando la estimulación está activada o desactivada. Al realizar una tarea, como caminar, el interruptor puede activar la estimulación cuando se supone que los músculos de la pierna deben contraerse, y luego apagarlo cuando están destinados a descansar.

Corriente Interferencial (IFC)

Ver las imágenes de origen

La estimulación eléctrica de corriente inferencial (IFC) es un tipo de estimulación eléctrica que su fisioterapeuta puede usar para ayudar a disminuir el dolor y mejorar la circulación en los tejidos lesionados. El IFC funciona de manera muy similar a la TENS, pero la corriente se puede mover y variar fácilmente para atacar su área de lesión más dolorosa.

Estimulación de alto voltaje

Ver las imágenes de origen
La estimulación eléctrica de alto voltaje es un tipo de estimulación eléctrica que su fisioterapeuta puede usar para ayudar a disminuir su dolor o mejorar la circulación. También se usa ocasionalmente para ayudar con la curación de heridas. Se piensa que la estimulación de alto voltaje ayuda a cambiar el tipo de células cerca de la herida, y esto puede acelerar la curación.

Oferta en electroestimuladores

24,99€
49,99
En Stock
1 Nuevo Desde 24,99€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
27,96€
49,00
En Stock
1 Nuevo Desde 27,96€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
29,99€
69,99
En Stock
3 Nuevo Desde 29,99€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
54,95€
69,90
En Stock
8 Nuevo Desde 54,95€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
59,99€
129,90
En Stock
7 Nuevo Desde 59,00€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
61,75€
79,90
En Stock
3 Nuevo Desde 61,75€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
65,96€
82,90
En Stock
2 Nuevo Desde 65,96€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
118,00€
En Stock
14 Nuevo Desde 117,00€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
129,00€
En Stock
1 Nuevo Desde 129,00€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es
Envío gratuito
139,00€
199,00
En Stock
6 Nuevo Desde 139,00€
2 Usado Desde 116,94€
A partir de 19 noviembre, 2018 2:46 am
Amazon.es