Saltar al contenido

¿El entrenamiento de resistencia es un peligro para nuestra salud?

11 mayo, 2019

Mi primer entrenamiento de resistencia fue a mis 11 años acompañado de mi padre y alguno de sus amigos, un recorrido de 120Km con bastante ganancia en elevación y bastantes horas arriba de la bicicleta. Fue mi viaje más largo en kilómetros a esa edad, y aún quería hacer más distancia y conquistar más puertos a esa corta edad.  Subiendo puertos por encima de los 2500 metros sobre el nivel del mar y pendientes con una media de 10% fue todo un reto para mi.

Pero algo que recuerdo muy bien eran las preguntas de mi padre cada 10 minutos acerca de mis sensaciones y recuerdo  que era él quien llevaba mi pulsometro para observar mis pulsaciones. Varios años después y ahora envuelto en la medicina fue como me hice la siguiente pregunta. ¿Por qué necesitaba tantos cuidados si solamente era una salida más con la grupeta?

Entonces, después de consultar con cardiólogos, cirujanos cardiacos y electrofisiólogos…

Muerte súbita cardíaca. El peligro de muchos deportistas

Es el principio de una investigación que elaboré, donde el fundamento es el siguiente:  Algunos atletas de resistencia desarrollan problemas cardíacos, como fibrosis miocárdica (rigidez y engrosamiento del músculo cardíaco), fibrilación auricular (un problema eléctrico que hace que los atrios vibren en lugar de bombear sangre propiamente dicha), u otros tipos de taquicardia (una frecuencia cardíaca anormalmente alta que puede sentirse como si su corazón estuviera latiendo con fuerza o “saltando de tu pecho”)

La problemática que genera es que la gran mayoría de atletas de alto rendimiento tienen acceso a un grupo de especialistas que les da seguimiento constante. Pero, ¿Qué pasa con el otro grupo de la población que es mayor? El grupo de personas que entrenan constantemente pero no tienen acceso a un equipo médico que les pueda dar seguimiento y prevenir de lesiones en el mejor de los casos, o una muerte súbita cardíaca en el peor de los casos.

Entonces la pregunta es la siguiente:

¿La participación a largo plazo en deportes de resistencia aumenta el riesgo de un atleta de desarrollar estas condiciones?

Problemas que suelen padecer las mujeres ciclistas

Sino haz leído el artículo anterior te recomiendo hacerlo. Esto es obviamente un motivo de preocupación para muchos atletas. Tengo casi 23 años y he estado entrenando y compitiendo en ciclismo desde que tenía 11 años.

¿Cuál es mi mayor preocupación sinceramente?

Salir a entrenar como lo hago usualmente y que un conductor distraído me termine atropellando en lugar de salir a hacer intervalos y dañar mi corazón.

Los médicos especialistas que he consultado desde el principio de la investigación generalmente están de acuerdo conmigo. En general, creen que los beneficios para la salud, incluido el ejercicio intenso, superan los riesgos de desarrollar problemas eléctricos o estructurales dentro del corazón por un amplio margen. Eso no quiere decir que el riesgo no esté allí, sino que el ejercicio es solo uno de los muchos factores que contribuyen, positiva y negativamente, a la salud de su corazón.

Pero eso no es realmente una noticia. Todo el mundo sabe que un poco de ejercicio es mejor que estar sentado en el sofá mirando Netflix 6 horas seguidas. Y para las personas que leen este blog, el siguiente artículo no pretende que vayas colgar la bicicleta y simplemente vayas a sentarte en el sofá. Sino crear conciencia en el entrenamiento y planificación de estos, donde preferentemente sean elaborados por un entrenador profesional.

Aquí algunos consejos que puedes considerar:

Metabolismo aeróbico vs. anaeróbico durante el ejercicio. Tu cuerpo es un organismo complejo y altamente adaptable con una enorme capacidad para producir energía. Durante el ejercicio, quemas grasas y carbohidratos para obtener combustible que mantenga tus músculos funcionando, usando metabolismo ...

Los problemas cardíacos son extremadamente raros para los atletas que cuentan con un entrenador profesional

Contar con un entrenador profesional que sea capaz de administrar las cargas de trabajo, que planifique microciclos en base a tus objetivos es la clave para evitar futuras complicaciones. Son contados los atletas que cuentan con un entrenador profesional y han desarrollado problemas del ritmo cardíaco, problemas estructurales del corazón (fibrosis) o sufrieron un ataque cardíaco o un derrame cerebral mientras hacían ejercicio.

Todo esto porque es indispensable llevar un control estricto del atleta. Los entrenamientos de resistencia deben tener una base previa.

Los diagnósticos de fibrilación auricular están aumentando en la población general

La incidencia de FA aumenta naturalmente con la edad, personas que han alcanzado una edad en que la genética y las décadas de estilos de vida no tan saludables comienzan a expresarse. Las cosas empiezan a ir mal, como el sistema de conducción eléctrica de tu corazón.

La medicina es una ciencia que ha mejorado de una manera impresionante y es posible detectar arritmias con mucha anticipación. El siguiente estudio indica que los aumentos en la incidencia y prevalencia de la fibrilación auricular se deben, al menos en parte al esfuerzo realizado y los estilos de vida. Indiscutiblemente practicar ciclismo es saludable en todos los sentidos si se practica de manera inteligente y responsable.

El tipo de vida que llevaste y ahora llevas contribuye a la salud cardíaca y al riesgo de enfermedad

Las decisiones que has tomado en las últimas décadas lo han convertido en lo que ahora es, para bien o para mal. Los empleos con alto nivel de estrés pueden ser puestos gratificantes y con un buen sueldo, pero dormir 4-6 horas al día significa lidiar con una gran cantidad de estrés. Tal vez le guste, pero su cuerpo se ve afectado negativamente por todo ello. Por otro lado, muchas personas pasaron gran parte de su vida alejados de muchos factores de riesgo cardíaco.

Pero en el peor de los casos, pasaron varias décadas de su vida con exceso de peso corporal, colesterol alto, presión arterial alta, sedentarismo, consumo excesivo de alcohol y drogas y consumo de tabaco. Abandonar los malos hábitos y convertirse en un atleta ha hecho mucho bien a estas personas y probablemente salvó muchas vidas, pero los buenos hábitos en la última década pueden no anular o revertir completamente el daño que usted hizo hace décadas.

Incluso antes de que sus buenos y malos hábitos comenzarán a construir su perfil para los factores de riesgo cardíaco, su genética ya le tenía una mano de Poker preparada. Estas cartas pueden predisponer a tener colesterol alto, coágulos de sangre o arritmias, entre otras complicaciones.

¿Podría el ejercicio de alta intensidad ayudar a revelar un problema subyacente?

Los médicos que consulté dijeron que sí. Pero también dijeron que es probable que no sea solo el esfuerzo, sino una combinación de factores agudos como el estrés en el estilo de vida, la fatiga, la deshidratación, las interacciones con medicamentos recetados y el esfuerzo en el último caso.

Experimentar una arritmia no es un signo seguro de un problema a largo plazo o que ponga en peligro la vida. Incluso un corazón perfectamente sano puede tener una arritmia brevemente y volver al ritmo normal. Los atletas también están más en sintonía con sus cuerpos y, a veces, notan arritmias antes de que lo haga una persona sedentaria. Además, señaló que esto podría ser bueno si la preocupación por estos síntomas incita al atleta a buscar una evaluación médica, lo que hace que sea más probable que descubra un problema cardiaco subyacente. Sí es que lo hay y por supuesto a encontrarlo a tiempo.

¿Cuál es el punto de todo esto?

Lo mejor que podemos hacer para prolongar nuestras vidas es continuar haciendo cosas que reduzcan nuestros factores de riesgo para una amplia gama de enfermedades. El ejercicio, incluido el ejercicio vigoroso, es una de esas cosas. Pero también lo es tomar un enfoque más serio para el descanso y la recuperación.

El corazón es un músculo, y como cualquier músculo, se adapta al estrés. El corazón de un atleta tiene un volumen sistólico más alto (su corazón bombea más sangre por latido) y una frecuencia cardíaca en reposo más baja. Estas son adaptaciones positivas del ejercicio. Al igual que cualquier otro músculo, la recuperación es clave para maximizar la adaptación positiva y reducir el riesgo de lesiones.

Como tal, no es un gran salto tener en cuenta que el sobreentrenamiento o la recuperación insuficiente pueden afectar negativamente al músculo cardíaco de manera similar que la recuperación insuficiente afecta negativamente al músculo esquelético, las articulaciones, el tejido conectivo (ligamentos y tendones) y el sistema inmunológico.

Aspirina y todas las preguntas que te podrías hacer

La importancia de un entrenador calificado

Lo repito y no me cansaré de repetirlo. Contar con la asesoría de un entrenador profesional es indispensable para evitar complicaciones y por supuesto para mejorar nuestro rendimiento.

Creo que el entrenamiento estructurado que incorpora cantidades adecuadas de descanso y recuperación es fundamental para evitar el sobreentrenamiento o la recuperación insuficiente. Entonces, tal vez, si hay un mayor riesgo para los atletas, no es la carga de trabajo o la intensidad del entrenamiento el problema, sino la falta de recuperación en programas mal diseñados por entrenadores poco calificados.

Hay algo que se con seguridad. Soy un atleta y no hay otro estilo de vida que elegiría sobre este. Salir a montar en bicicleta, correr cuando no hay tiempo de rodar, montar rodillos en invierno o probar nuevas actividades como esquiar. Hasta este punto de mi vida, creo que ser un atleta me ha mantenido saludable, me ha impedido necesitar medicamentos recetados, hacer nuevas amistades, me ha permitido ver el mundo sentado en mi bicicleta y me ha brindado oportunidades. Pasar mis días montando hombro con hombro con mis hijos es un sueño. Lejos de estar dañado, mi corazón está lleno de alegría, y ser un atleta es una de las principales razones.