Saltar al contenido

Froome, el ciclista que superó el asma

23 abril, 2019

En el mundo del deporte hay ciertas limitaciones que no permiten que un deportista pueda seguir con su sueño de ser el mejor en determinada especialidad.

El ciclismo no escapa a determinadas exigencia y reglas que debe cumplir el profesional de este deporte.

En ocasiones se han publicado listas con información confidencial de deportistas que supuestamente estarían vinculados a sustancias ilegales y no permitidas.

Pasado un tiempo se comprobó que en realidad no eran ilegales, ya que esas sustancias eran tomadas bajo la supervisión de un médico y con la autorización de las principales autoridades de antidopaje.

Realmente son sustancias que se utilizan en extensiones terapéuticas, para mejorar la calidad de vida de los deportistas, las cual también es llamada TUE por sus siglas en inglés, como sucedió con el caso del ciclista Chris Froome, y tras comprobarse no fue sancionado.

El porqué de la confusión

En el ciclismo, como en cualquier deporte, hay una serie de reglas que se deben cumplir, para mantener la equidad e igualdad entre los competidores.

Sin embargo, en este caso fue muy rápida la respuesta de determinadas autoridades sin tener en consideración que los deportistas también cuidan la salud a través de ciertos medicamentos se son indispensables para ellos en la vida cotidiana.

El detalle está en que sí es cierto hay ocasiones que muy pocos profesionales del deporte pueden abusar de sustancias para aumentar el rendimiento, pero en este caso fue para controlar una enfermedad como lo es el asma como lo demostró Chris Froome.

De igual forma es impresionante asimilar como una persona con asma puede tener tan buena capacidad y ser un excelente ciclista en una especialidad tan exigente a nivel respiratorio.

Qué se hace

Simplemente se llama a los expertos y especialistas internacionales para que verifiquen la veracidad de la información suministrada por el deportista, para que el mismo pueda seguir utilizando los medicamentos sin que sea interrumpida la disciplina que practica.

En caso de corroborar que es cierto y que es necesario el uso de la medicación por parte del deportista, se autoriza a que la siga tomando, ya que es para mejorar la salud. Los TUE son métodos especiales y utilizados cuando un tratamiento convencional no sirve para conseguir mejorar una patología determinada.

Los TUE, también deben ser respetados y cumplir con cabalidad el tratamiento sin abusar de la confianza que se da para que el deportista mejore la calidad de su salud y poder continuar con la disciplina.

Las autoridades permiten el uso de esas sentencias ya que son estrictamente requeridas, pero todo está bajo vigilancia. Uno de los casos más sonados además del ciclista Chris Froome fue el de Rafael Nadal.

Cómo Froome escapó a la norma

 Froome es un ciclista con asma aunque suene impresionante, porque inicialmente es poco común conseguir un asmático en esta disciplina.

Sin embargo, el británico pudo superar las expectativas ayudado por los TUE, que le permite usar medicamentos con ingredientes activos que supuestamente no pueden ser tomados.

¿Por qué se genera tanta confusión?

Porque el campeón de del Tour, no informa en el debido momento del padecimiento y la hora de realizar las pruebas de antidopaje, los valores salen alterados a causa de los medicamentos que está en constante consumo para mejorar la patología que lo atañe.

Los especialistas para estos casos a través de los documentos de la AMA (la asociación antidopaje), corroboran la veracidad de la información.

Dichos documentos son súper exhaustivos y precisos, explicando de la forma más específica lo que se está permitido y la manera de aplicación y la dosis que se le permite al ciclista.

El nombre del ciclista es utilizado para abordar de nuevo el tema del asma en el ciclismo, como explican algunos médicos con experiencia en deportes. Es un tema delicado que podría ser causa de que un ciclista asmático no le permito continuar en el caso que lo padezca de asma.

Sería una estricta medida e injusta, sin embargo, lo que causa la duda es el consumo del salbutamol, que es un broncodilatador mejora y aumenta la capacidad respiratoria ayudando a tener una mejor oxigenación.

Esto es imprescindible para un asmático, ya que sin el medicamento no puede continuar en el ciclismo, que un deporte de alta exigencia respiratoria, donde los pulmones deben estar al 100%.

El asma, un problema

Aunque suene contradictorio se han realizado estudio como en la Universidad Occidental de Australia que relaciona la aparición del asma con el deporte, es decir, que el deporte sería la causa de un cuadro asmático. En unos Juegos Olímpicos se corroboró que 700 atletas se le diagnosticaron enfermedades a nivel del sistema respiratorio.

En el caso del ciclista el porcentaje de padecer de asma aumenta, ya que son sometidos a pruebas de resistencia en condiciones climáticas muy variables y difíciles.

En el estudio realizado se confirmó que si este tipo de deportistas gana es porque el del entrenamiento de mucho mayor, además que aumenta la condición asmática, haciéndose más dependiente del broncodilatador.

¿Antes de entrenar ibuprofeno? Despejamos las dudas