Inteligencia emocional en running o como controlar tus sentimientos en carrera

En cualquier tipo de competencia o actividad deportiva, el controlar las emociones es uno de los factores más importantes para llegar a un registro o alcanzar la meta.

Y para muestra basta un botón, Warren Fine que durante competencia (en una ultra-maratón que se desarrolló en San Diego) en dónde se encontraba como líder, en cierto momento de la carrera recibió una mala información que le hizo retirarse del trazado real, y que en algún momento le hizo plantearse al retirarse del evento; sin embargo, después de hablar con personal encargado de la organización, decidió regresar, tomarlo como algo divertido el reto de regresar y al final pudo culminar en primer lugar.

Al final, es cierto que un atleta profesional pueda tener más que perder, en relación a no controlar sus emociones, en comparación con un atleta amateur u ocasional; aun así, si dejar que emociones, como la ansiedad o el enojo, te controlen puede que solo termines por sabotear el desempeño que pudieras ofrecer.

Por lo cual, ahora te ofrecemos algunas alternativas, en Inteligencia Emocional, que podrían ayudar a hacer frente a ciertas situaciones para alcanzar metas (en entrenamiento y competición).

Adversidades en una nueva ruta

Cuando haces frente a un nuevo circuito, puede que aprecies distintas adversidades como grandes colinas; para lo cual, puede que la presión se empiece a acelerar y se produce el temor de que muy difícilmente llegarás hasta la cima.

Ante este tipo de escenario, es común que el cuerpo llegue a presentar una reacción fisiológicos, que es natural, incrementando repentinamente la adrenalina (esto en parte cimentado por el temor y todos los pensamientos negativos que comienzan a emerger).

RELACIONADO:  ¿El entrenamiento de resistencia es un peligro para nuestra salud?

Ahora bien, para hacer frente a este tipo de retos, lo más recomendable es cambiar todo aquel pensamiento negativo en positivo, e intentar convertir toda aquella adrenalina como aquel combustible que te impulsen para lograr a llegar hasta la cima en la colina.

Hacer frente a las diversas condiciones climáticas

Cuantas veces, al tener programado ya un día para entrenamiento o una carrera, te tomas el tiempo para conocer las condiciones climáticas de ese preciso momento; y puede que tu ser se cimbre en emociones (principalmente pánico) tras conocer que se espera una gran oleada de calor o un frío tan intenso que puede hasta nevar, con lo cual las condiciones ambientales no serán las más adecuadas para salir a correr.

Ahora bien, como bien sabrás, con una buena preparación has acondicionado a tu cuerpo para hacer frente a cualquier imprevisto. Inclusive, si has programado un entrenamiento para una carrera, es lógico que en algún momento hallas trabajado en condiciones con calor, frío o lluvia para no claudicar el día del evento.

Pero si aún tienes ciertos problemas para visualizar el cómo hacer frente a esta adversidad, lo mejor sería el intentar imaginar la sensación de la lluvia cuando cae y se desplaza por tu rostro, e intentar relacionarlo con algo divertido de lo que puede realizar bajo el agua al momento de competir o entrenar.

De igual forma, nunca está de más el recordar el que debes de adquirir ciertos complementos adicionales para hacer frente a las inclemencias ambientales; algo con lo cual, también, se ofrece cierta sensación de control ante este tipo de imprevistos.

La Inteligencia emocional en running es muy importante para un buen desempeño.No alcanzar los registros de tiempo

Al no llegar a cumplir con las metas de tiempo establecidas, pensando en una carrera, esto puede ser razón más que suficiente para deprimirte de forma continua (que puede ir desde un día, toda la semana o el mes completo).

RELACIONADO:  Lezyne prepara el lanzamiento de un par de bombas para cubiertas de fat bikes y tubeless

Antes de comentar como hacer frente a este tipo de situaciones, hay que recordar que, si bien tu desempeño puede no ser el mejor, este siempre se puede convertir en la mejor oportunidad para cambiar y mejorar.

Ahora bien, el no alcanzar ciertos registros te puede permitir el conocer algunos datos interesantes que de otra forma no podrían ser revelados. En primer lugar, un mal registro puede dar a conocer que tan estresado te puedes sentir durante una carrera o día de entrenamiento; y esto se puede deber a que hubo muchos incidentes en el trazado para los cuales no estabas preparado.

Para lo cual, esta puede ser una nueva posibilidad para planificar mejor tu entrenamiento y programar sobre un trazado mucho más accidentado, con lo cual te hallarás mejor preparado para cuando te encuentres en una carrera similar.

Sprintar antes de tiempo

Para muchos es conocido aquel escenario en dónde te encuentras tan concentrado que, para el día de la carrera, pueda que salgas desde la línea de salida y comiences a sprintar, algo que sin lugar a dudas no te beneficiara para más adelante.

Hay que tomar en cuenta que, todo aquel corredor que llega a emocionarse en demasía, puede ser muy sencillo que se presente a una carrera a un ritmo que no es el más apropiado, con lo cual se exige en demasía a músculos y culminar con lesiones (esto en el peor de los escenarios).

Pero, si ya has tenido que pasar por este tipo de inconvenientes, lo mejor es realizar alguna estrategia con tal forma que se replanta el intentar siempre estar al frente y no forzar la competencia. De igual forma, no hay que olvidar que el ritmo perfecto se debe de manejar de acuerdo a la distancia y resistencia del organismo, y sobre todo poniendo atención a la velocidad.

RELACIONADO:  Entrenamiento con pulsómetro en el ciclismo

No enojarte con tu competencia

Hay veces, en plena carrera puede que tengas diferentes roces con otros competidores que en algún momento te hacen perder el equilibrio o bien provoque el derramar tu bebida deportiva. Y aunque, en la mayoría de veces esto son ligeros inconvenientes, hay muchos corredores que toman esto como una verdadera confrontación de la cual se busca sacar venganza.

Si te has visto envuelto en este escenario, recuerda que sentimientos como el enojo solo producen un desperdicio energético (ya que este tipo de acciones aumentan los latidos cardiacos e incrementan la presión, lo que hace que se consuma todo el combustible que puedes necesitar para después).

Ahora bien, si lo que buscas es la mejor solución, tomate al menos unos segundos y busca canalizar este tipo de sentimiento (enojo, amargura e ira) para estar plenamente concentrado en carrera (y recuerda que, si aún tienes cierto sentimiento de venganza, lo puedes dejar para después y encontrar alternativas que te permitan sacar esa frustración).

En fin, sin importar si solo eres corredor o prácticas cualquier otra actividad deportiva, hay tomar en consideración los detalles de la Inteligencia emocional y sacar lo mejor de cada situación se debe de convertir en una tarea continua.

Imágenes de tumblr.com