Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

PEDALEAR BICICLETAS ESTÁTICAS

27 junio, 2015

Pedalear bicicletas estáticas, ergométricas o unidas a rodillos de entrenamiento, puede ayudar en la recuperación de pacientes que sufrieron  un accidente vascular cerebral (AVC), según un estudio realizado por la “Cleveland Clinic”, de Ohio, Estados Unidos.

 

El estudio se centró en la observación de las víctimas de accidentes cerebro – vasculares, específicamente pacientes con signos de recuperación de sus habilidades motoras después de someterse a sesiones de pedalear en bicicletas estáticas. Según los investigadores, la combinación de ejercicio aeróbico y el efecto de la terapia física proporcionada por el pedaleo ayudar al cerebro a reaprender información y recuperar la capacidad de reorganizar y crear nuevas conexiones neuronales. La terapia también registró buenos resultados de la recuperación de víctimas de la enfermedad de Parkinson.

 

Investigadores de la “Cleveland Clinic” centraron su estudio sobre 17 participantes, con edades comprendidas entre 23 y 84 años, víctimas de accidentes cerebro – vasculares en los últimos seis a doce meses, divididos en tres grupos, cada uno sujeto a un tipo específico de ejercicio. El primer grupo utilizo bicicletas estáticas motorizadas, bicicletas estáticas simples utilizadas por el segundo grupo, sin motor y el último grupo, de referencia, no se sometió a ejercicio aeróbico, sólo ejercicios de repetición.

 

Las sesiones de pedaleo en bicicletas estáticas tenían una duración 45 minutos cada una, y se terminaron en menos tiempo que el que se utilizaba en los ejercicios de repetición convencional usados ​ para ayudar en la recuperación de los movimientos.

bicicleta-estatica

Después de 8 semanas los tres grupos tuvieron el siguiente resultado: el primer grupo, que utilizaron las bicicletas estáticas motorizadas, mostró una recuperación de sus habilidades motoras en un 34%. Por otra parte el segundo grupo, que utilizaron las bicicletas estáticas sin motor mostró una mejoría de sus funciones motoras en un 16%, cercano al resultado del tercer grupo, con un 17% de recuperación de sus facultades motoras (lo que requiere, sin embargo, una terapia física mucho más larga).

 

El estudio concluye que el uso de las bicicletas estáticas con ayuda motorizada ayuda eficazmente a los pacientes con movilidad reducida por accidentes cerebro – vasculares, en recuperar sus funciones motoras, lo que les permite mantener una intensidad de entrenamiento superior, factor necesario para ayudar a la función del cerebro de hacer nuevas conexiones neuronales.

 

Susan Linder, terapeuta de medicina en “Cleveland Clínic”, quien presentó la investigación de la American Stroke Association, concluye: “Nuestro objetivo es aumentar la capacidad cardiovascular de víctimas de accidentes cerebrovasculares. Si podemos aumentar las tasas de recuperación de las capacidades motoras y la salud cardiovascular al mismo tiempo, los pacientes pueden recuperar su función motora con una mejor calidad de vida”.

 

Pedalear bicicletas estáticas, ergométricas o unidas a rodillos de entrenamiento, puede ayudar en la recuperación de pacientes que sufrieron  un accidente vascular cerebral (AVC), según un estudio realizado por la “Cleveland Clinic”, de Ohio, Estados Unidos.

bicicletas-estaticas

El estudio se centró en la observación de las víctimas de accidentes cerebro – vasculares, específicamente pacientes con signos de recuperación de sus habilidades motoras después de someterse a sesiones de pedalear en bicicletas estáticas. Según los investigadores, la combinación de ejercicio aeróbico y el efecto de la terapia física proporcionada por el pedaleo ayudar al cerebro a reaprender información y recuperar la capacidad de reorganizar y crear nuevas conexiones neuronales. La terapia también registró buenos resultados de la recuperación de víctimas de la enfermedad de Parkinson.

 

Investigadores de la “Cleveland Clinic” centraron su estudio sobre 17 participantes, con edades comprendidas entre 23 y 84 años, víctimas de accidentes cerebro – vasculares en los últimos seis a doce meses, divididos en tres grupos, cada uno sujeto a un tipo específico de ejercicio. El primer grupo utilizo bicicletas estáticas motorizadas, bicicletas estáticas simples utilizadas por el segundo grupo, sin motor y el último grupo, de referencia, no se sometió a ejercicio aeróbico, sólo ejercicios de repetición.

 

Las sesiones de pedaleo en bicicletas estáticas tenían una duración 45 minutos cada una, y se terminaron en menos tiempo que el que se utilizaba en los ejercicios de repetición convencional usados ​ para ayudar en la recuperación de los movimientos.

 

Después de 8 semanas los tres grupos tuvieron el siguiente resultado: el primer grupo, que utilizaron las bicicletas estáticas motorizadas, mostró una recuperación de sus habilidades motoras en un 34%. Por otra parte el segundo grupo, que utilizaron las bicicletas estáticas sin motor mostró una mejoría de sus funciones motoras en un 16%, cercano al resultado del tercer grupo, con un 17% de recuperación de sus facultades motoras (lo que requiere, sin embargo, una terapia física mucho más larga).

 

El estudio concluye que el uso de las bicicletas estáticas con ayuda motorizada ayuda eficazmente a los pacientes con movilidad reducida por accidentes cerebro – vasculares, en recuperar sus funciones motoras, lo que les permite mantener una intensidad de entrenamiento superior, factor necesario para ayudar a la función del cerebro de hacer nuevas conexiones neuronales.

 

Susan Linder, terapeuta de medicina en “Cleveland Clínic”, quien presentó la investigación de la American Stroke Association, concluye: “Nuestro objetivo es aumentar la capacidad cardiovascular de víctimas de accidentes cerebrovasculares. Si podemos aumentar las tasas de recuperación de las capacidades motoras y la salud cardiovascular al mismo tiempo, los pacientes pueden recuperar su función motora con una mejor calidad de vida”.