Saltar al contenido

Pequeños puertos en los alrededores de Torrelavega (I)

30 diciembre, 2014

 

 

Torrelavega es el punto principal del ciclismo en Cantabria. La ciudad es especialmente activa en cuanto a su número de licencias y clubes, y seguramente sea uno de los lugares donde más cicloturistas se lanzan a las carreteras todos los días. Con buenas y tranquilas carreteras casi desde las mismas afueras de la ciudad, Torrelavega presenta una enorme variedad de recorridos donde los llanos (más bien los falsos llanos, que de los primeros hay pocos en Cantabria), se funden con pequeños puertos de más o menos dureza situados a pocos kilómetros de la capital del Besaya. Por ello, para todos los lectores de Marchas y Rutas que vivan cerca de ese pequeño rincón del norte, es interesante hacer una pequeña referencia de estos últimos.

 

Dura vertiente de La Montaña. Créditos de Recorridosciclistascantabria.blogspot

Bien, os situamos en Torrelavega y casi sin salir del caso urbano vamos a encontrarnos con uno de esos muros que parece que sólo existen en Bélgica. Este no está empedrado, pero te prometemos que resulta igual de complicado de coronar. Es la subida al pequeño barrio de San Ramón por una calle empinadísima, entre hileras de casas, que se extiende apenas quinientos metros, pero que supera por mucho el temido 20 % y nos hará retorcernos como lagartijas en nuestra bicicleta…o poner pie a tierra si nuestro desarrollo o nuestro entrenamiento no es el más adecuado. La gracia de esta subida, además, radica en que para llegar a su punto más alto hay que superar todavía otros dos kilómetros después del muro, con unos últimos mil metros donde la carretera vuelve a irse por encima del diez por ciento. Además para llegar a ese punto es posible hacerlo por cuatro lugares diferentes (uno de ellos, desde Barreda, también de gran interés para el cicloturista) por lo que los busquen un punto para hacer series lo tienen enfrente de su casa. Eso sí, son series de potencia, porque la pendiente no permite hacer otra cosa…olvídate del molinillo.

 

Acabando La Montaña
Acabando La Montaña

Seguramente el puerto digno de ese nombre más cercano a la ciudad de Torrelavega sea el llamado Alto de La Montaña. Iniciándose justo a la salida de la ciudad, la cara este de la subida apenas presenta dificultades, más allá de una carretera que se ha ido deteriorando en los últimos años, y puede ascenderse sin problemas a través de unas pendientes que apenas superan el cinco por ciento de media. Eso sí, tendremos que acelerar el pulso justo al principio, al paso por un pequeño túnel, donde nos espera una rampa de hasta el diez por ciento durante doscientos metros. No obstante es una subida tranquila que suele ser muy usada por los cicloturistas de la zona. La otra vertiente es aun más sencilla, con una pendiente media ligeramente mayor pero totalmente uniforme durante tres kilómetros que nos permite ascender a ritmo durante todo el rato. Eso sí, esta vertiente puede endurecerse introduciéndonos en el Barrio de la Unquera, justo al comienzo de la subida, a través de una estrecha y espectacular carreterilla que nos llevará casi hasta la cima a través de rampones y descansillos, alcanzando la pendiente en algunos puntos el 16%. Lo justo para darnos un buen calentón.