Saltar al contenido

¿Qué desarrollos son más convenientes para un ciclista?

15 mayo, 2019

El término “desarrollo” en ciclismo se refiere específicamente a la distancia que recorre la bicicleta en cada vuelta que se le da al pedal. Esto dependerá de las combinaciones de piñones y platos. Incluyendo también los dientes ya que sus distintas proporciones permiten al ciclista jugar con el número de vueltas que se le da a los pedales.

Por lo tanto, el desarrollo es >combinaciones de platos y piñones >número de vueltas de pedal >número de vueltas de la rueda >mayor o menor distancia.

Desarrollo de una bicicleta: preguntas frecuentes

Todo ciclista profesional desea obtener el mejor desarrollo para las competencias. Otros prefieren unos desarrollos que se adapten a las circunstancias o sus necesidades preferenciales. Por eso, las preguntas más frecuentes son:

  • ¿Qué desarrollo es más conveniente para mí?
  • ¿53×39 o 50×34 o 44×30?
  • ¿Desarrollos clásicos, compact o triple platos?
  • En caso de una mount bike ¿solo basta con un plato?
  • ¿Necesito un 25 o un 27 para subir los puertos?
  • ¿10 u 11 piñones?
  • ¿Quedaré corto con 12 dientes del piñón en las bajadas?

Este tipo de preguntas abunda en los ciclistas. No obstante, se debe tener un conocimiento en cuanto a los desarrollos para bicicletas. Para así obtener el más conveniente a las necesidades del ciclista.

Sistema práctico del desarrollo

Se debe tener una definición clara para comprender el tema. Por ejemplo, la función de los platos y piñones es desmultiplicar el giro de las bielas. Con el fin de adaptar el movimiento que se genera en la rueda trasera al terreo por el que se está circulando. Ahora bien, al tener los dientes del piñón y plato un paso constante, se puede calcular la relación entre ambos.

Para lograrlo se divide el número de dientes del plato entre los del piñón. Luego, el resultado de la cifra se multiplica por la circunferencia de la rueda (la misma que se utiliza en el cuentakilómetros). Finalmente se obtendrán los metros que se avanzan con cada pedalada, esto es lo que se conoce como desarrollo de una bicicleta.

De modo que el resultado para el ciclista seriá de la siguiente manera: Con cada pedalada que ejecute para mover la bicicleta y avanzar más metros de distancia, más esfuerzo deberá hacer. Ocurre lo mismo en el caso contrario, si con cada pedalada se mueve pocos metros, menos esfuerzo ejercerá, y le será más fácil al ciclista pero avanzará menos.

¿Qué se necesita para una buena elección de desarrollo?

La elección del desarrollo en ciclismo es de mucha importancia. Es una de las características particulares en las que el ciclista depende mucho para su éxito en las carreras. Sin embargo, la necesidad principal para una buena elección se define en 3 variantes: La condición física, la orografía por lo que se circula habitualmente y el tipo de ciclismo practicado.

Condición física

Cada una de estas 3 variantes se mide al momento de elegir un desarrollo para bicicleta, ¿Por qué? Porque la condición física del ciclista se toman en cuenta sus características fisiológicas (eficiencia, consumo máximo de oxígeno, umbral anaeróbico, entre otras). Y también se considera el peso corporal, porque el rendimiento al intentar subir depende mucho del peso del ciclista.

Por lo tanto, mientras mejor sea la condición física del ciclista, su pedaleo será a una mayor velocidad y podrá llevar unos desarrollos más largos. Y cuanto menor sea el entrenamiento del deportista, necesitará una gama de desarrollos más baja. Así podrá pedalear con cierta cadencia aunque circule a bajas velocidades.

Tipo de ciclismo practicado

El tipo de ciclismo está relacionado con la velocidad a la que se circula. Lógicamente, mientras más competitivo sea el deportista, más rápido irá generalmente. En estos casos, se necesitará un abanico de desarrollos más largos.

Orografía del terreno

Este es el último factor clave para una buena elección de desarrollo. Se considera la magnitud del lugar que se deba subir en los recorridos del ciclista. Cuanto más alto sea el terreno, se necesitará más desarrollo para poderlas superar con una cadencia de pedaleo cómoda.

Lectura para los desarrollos de bicicletas

Los desarrollos para bicicletas de carreteras y de montañas no son los mismos. A nivel general, ambos desarrollos giran en el mismo sentido, sin embargo, tienen sus diferencias. La manera de identificarlos cada uno es conociendo su terminología. Estos suelen expresarse mediante una nomenclatura idéntica en carretera y MTB.

Por lo general, el primer número corresponde al plato que tenga mayor número de dientes (conocido como plato grande). Y luego el siguiente número corresponde al plato pequeño o intermedio (en el caso de los triples platos). Por ejemplo 50×34 se lee como “plato grande de 50 dientas y plato pequeño de 34 dientes”.

Y se aplica la misma lectura para los triples platos, si un modelo es de esta medida 50x40x30, esto es igual a “plato grande de 50 dientes, 40 dientes del plato intermedio y 30 dientes del plato pequeño”. Y en el caso de desarrollo trasero, la nomenclatura es parecida. Un cassette de 11×28 está indicando un piñón pequeño de 11 dientes y un piñón grande de 28 dientes.

En la mayoría de los casos, la terminología es acompañada por el número de velocidades. Por ejemplo: 10Vx11x32 (10 velocidades con 11 dientes de piñón pequeño y 32 en el piñón grande).

Desarrollo para bicicletas de carreteras

El desarrollo en bicicletas de carretera ha ejercido grandes cambios en los últimos años. Esto ha ocurrido en sentido general, tanto para profesionales como para aficionados. Aunque el objetivo siempre ha sido el mismo: tener un desarrollo de bicicleta más cómodo. Al decir que los desarrollos son más cómodos es porque los platos son más pequeños y los piñones más grandes.

Esto le abre más puertas al ciclista a una amplia gama de posibilidades. Hace casi 20 años, las bicicletas de carreteras llevaban implementadas un desarrollo ventajoso. Los platos eran de 55×42 y 53×39, y los piñones con combinaciones de 11×23 y 11×25. Sin embargo, los avances tecnológicos y mecánicos de la era moderna permiten instalar cualquier tipo de desarrollo.

Esto tiene como ventaja que el deportista puede adaptarlo a sus necesidades o capacidad y afrontar cualquier tipo de terreno. El motivo de este cambio es evidente, la cadencia es el factor principal que ha facilitado el provecho para el cambio de desarrollos en carretera. Para lograrlo, se inventó hace algunos años el famoso sistema compact y sustituir el sistema de plato tradicional.

Sistema tradicional vs sistema compact ¿Cuál es la diferencia?

La principal diferencia de ambos, es el diámetro de fijación de los platos. Con 110 mm en los compact y 130 mm en los tradicionales (135 mm en Campagnolo). Por lo tanto, el sistema compact es de platos más pequeños que el tradicional. Mientras que el compact, su plato grande es de 50 dientes y 36 del pequeño, el tradicional puede ser de 53 o 52 dientes de plato grande y 39 dientes del plato pequeño.

¿Cuál es el resultado de usar platos tradiciones o compact?

La diferencia se encuentra en que, al usar los platos grandes tradicionales (es decir 53 o 52 dientes) frente a los compact (es decir 50 dientes) es que permiten un mayor avance por pedalada a altas velocidades.

Y al usar el sistema compact –con un plato más pequeño- permite circular a una menor velocidad. Pero con la misma cadencia que los platos tradicionales si se igualan los piñones. Con el desarrollo compact no existe imposibilidad de subir cualquier tipo de puerto. Gracias a la combinación ideal de sus platos y piñones, no hay ningún problema en las subidas ni en las bajadas.

Sistema compact en bicicletas de carreteras

Como es de notar, el compact se puede jugar con desarrollos largos y desarrollos cortos en función del recorrido que se esté circulando. No importa el terreno, el desarrollo se adapta a las circunstancias. No se puede decir lo mismo del tradicional. Por lo tanto el compact es mejor para las bicicletas de carretera. Por supuesto, en términos para uso habitual y no competitivos.

 

Sistema tradicional en bicicletas de carreteras

Un ciclista que compita, le es más conveniente el sistema tradicional, para ir a un mayor avance en velocidad. Porque con el compact puede quedarse corto, y deba instalar un plato de 53×39 y un piñón de 11×25.

Mientras que un triatleta utilice una “cabra” (es decir, una bicicleta de carretera con geometría más agresiva) y le es posible necesitar un plato de 54 dientes para las partes llanas del recorrido.

Desarrollo para bicicletas de montañas

Los desarrollos de bicicletas de montañas son totalmente diferentes a los de carretera. En el MTB la velocidad media es menor y los desarrollos deben instalarse acorde a ello. Por ejemplo, las bicicletas de montañas presentan los platos y piñones con un número de dientes inferior a los de carretera. Y al igual que las bicicletas de carreteras, en los últimos años ha sufrido varios cambios.

Anteriormente, las bicicletas de montañas llevaban consigo un desarrollo con doble o triple plato. Y con 9 o 10 velocidades en la transmisión trasera. Esta instalación permite al ciclista adaptarse a cualquier terreno. Sin embargo, presentaban problemas con el cruce de cadena. La cadena saltaba con facilidad y al llevar 2 o 3 platos más a un desviador, el peso de la bicicleta era mayor.

Por ese motivo, las compañías que fabricaban bicicletas, optaron por añadir más coronas en la piñonera y reducir el número de platos. De esta manera, reducirían el peso y minimizabán los problemas mecánicos. Y así sustituir el triple plato o doble plato por el nuevo sistema monoplato.

Sistema doble plato (o triple plato) vs monoplato ¿Cuál es mejor?

Se ha determinado que el sistema monoplato es mejor que el de doble o triple plato. Porque la transmisión es mucho más simple, ya que se debe jugar únicamente con el pulsador trasero y las diferentes coronas del cassette. Así el ciclista ya no jugará y esperará entender las combinaciones de platos y piñones. Porque con 11 o 12 velocidades son más que suficientes.

¿Cuál es el resultado de usar monoplatos o sistema de doble o triple plato?

Cuando se usa el desarrollo monoplato el aspecto mecánico también mejora. El engranaje queda más protegido y el mantenimiento es menor. Además, los ruidos –por no llevar el cambio muy ajustado al desviador- desaparecen.

Para usar los dobles o triples platos se deben considerar el tipo de urografía y terreno que se vaya a circular. Si la persona busca una bicicleta para uso personal, quizás para hacer algo de salud los fines de semanas, entonces es más conveniente el sistema de doble plato. Porque con él se puede jugar con un mayor número de marchas y adaptar el desarrollo a cualquiera de las circunstancias.

Monoplato de 12 velocidades

El SRAM EAGLE 1×12 fue el primer sistema de transmisión para MTB de 12 velocidades. Es ideal para todos los perfiles y su piñón grande de 50 dientes, permite mantener en alto la cadencia en las subidas de mayor altitud.

Gracias a estas 12 velocidades se puede instalar un único plato jugando con el cassette y el número de piñones. Como resultado se obtiene el mismo ratio que se tenía anteriormente con 2 platos y menos velocidades. Por ese motivo, la mayoría de los ciclistas que utilizan bicicletas de 29” pulgadas se inclinan más por un montaje monoplato. Prefieren ese sistema al elegir el desarrollo para su bicicleta.

¿Cómo elegir el desarrollo del plato?

Un desarrollo delantero puede ser de 32 o 34 dientes. También puede ser montado un plato de 30 dientes (especialmente para los usuarios con poco entrenamiento). O tal vez 36 dientes (para las personas que les atrae tirar de fuerza o practican competiciones con menos desnivel).

Por consiguiente, la relación plato/piñón es una decisión más personal que la del desarrollo de bicicletas de carreteras. Es una cuestión libre de elegir para un desarrollo más cómodo. O ir adaptándose en función del mejoramiento del ciclista o quizás según sus necesidades