Si practicas ciclismo por las tardes, aquí algunos consejos de merienda

Puede que la merienda sea uno de los alimentos del día a los que menor importancia les brindemos; sin en cambio, para la práctica ciclista puede ser muy importante. Y es que si tenemos un buen plan de entrenamiento es posible que la merienda se convierta en el alimento que nos ayuda en el proceso de recuperación para así obtener un mayor rendimiento sobre la bicicleta.

Cuándo consumir la merienda

Por lo cual, de lo primero que debemos partir es ¿cuál debería de ser la mejor hora el día para la merienda?, y qué su consumo pueda ayudar con la optimización del entrenamiento. Para lo cual, debes considerar que ofrecerá mayores beneficios justo después de haber culminado un entrenamiento; tomando en consideración que previó a salir a pedalear, y después de pasar algún tiempo posterior a la comida, cuentas con los nutrientes necesario que te debieron de ayudar a impulsar los pedales. Por lo cual, este alimento te debe de ayudar en el proceso de recuperación, mientras llega la hora de la cena.

Ahora bien, si en tu estilo de vida, no tienes tiempo suficiente y culminas ya tarde las actividades diarias, y del último alimento ingerido ya han pasado algo más de 5 horas, la merienda puede servir como el combustible que te permitirán rendir durante un entrenamiento, mientras que la cena, la podrás emplear para el proceso de recuperación. De tal forma, estas son algunos alimentos que a modo de merienda pueden ayudar para tu estrategia de entrenamiento para antes o después de salir a montar en bici.

Tipos de merienda previo a un entrenamiento

Si requieres de algún tipo de alimento para previó a un entrenamiento, dentro de las mejores opciones de merienda pueden ser frutas, algún yogur mezclado con frutos secos, dátiles (principalmente ciruelas secas o melocotones) o también puede ayudar un pequeño bocadillo.  Una selección natural y sencilla de adquirir que puede ayudar para salir a pedalear en un entrenamiento diario.

Tipos de merienda para después de un entrenamiento

Ahora bien, para después de un entrenamiento, las opciones pueden ser un poco más abundantes en merienda; alimentos que en definitiva se encuentran enfocados para ayudar al proceso de recuperación muscular del cuerpo (unos de las ventanas en donde tenemos el objetivo de priorizar la recuperación de proteínas, hidratos de carbono y rehidratación).

Con lo cual, bien puedes echar mano de un agradable batido casero (de estos incluso puede hallar una gran cantidad de recetas en Internet); mientras que una opción sencilla de realizar y que realmente funciona es aquel en dónde incluyas leche desnatada, junto a plátano, avena y algo de canela.

Otra recomendación bien puede ser un yogurt mezclado con cereales y algo de berries. También este alimento no requiere de gran ciencia para su preparación; simplemente toma algo de yogur natural (claro sin azúcar), coge un puñado de rojo (como fresas, arándanos, moras y algunos más) y un puñado de cereal, para sólo mezclar y así aprovechar la combinación que ofrecen las proteínas, antioxidante e hidratos que le vienen bien al cuerpo después de un entrenamiento.

Finalmente, otra sugerencia más es un rico sándwich con algo de pavo y aguacate. Este debe de ir acompañado de una buena bebida para rehidratación; mientras que su consumo debe de ayudar muy bien en la recuperación de los músculos de las piernas.

Al final, aunque la merienda es una comida que la gran mayoría de personas prefieren el saltársela, este alimento al ser aprovechado inteligentemente en una buena estrategia de entrenamiento puede ayudar en la recuperación de tu organismo y así tener un mayor rendimiento para carreras o cualquier marcha cicloturista.

Estar en un peso saludable no lo es todo

Imágenes de tumblr.com

Tags: actualidad ciclismo merienda merienda ciclismo nutrición nutrición ciclismo preparacion