Saltar al contenido

Soy cicloturista, ¿necesito suplementaciòn ?

12 marzo, 2019
cicloturista

Los entrenamientos  de gran intensidad pueden ocasionar sensaciones en el cuerpo que llenan de dudas a los cicloturistas sobre si llevan la alimentación o suplementaciòn adecuada.

Cuando se empieza a trabajar la forma y las salidas se empiezan a realizar con un ritmo determinado  y una duración precisa, la nutrición debe ser ajustada a las necesidades del cuerpo.

¿Cómo saber si necesito suplementación?

De igual forma cuando la intensidad de los entrenamientos comienza a ser mayor, la alimentación debe ser complementada con una suplementaciòn adecuada, que permita un mayor rendimiento durante el entrenamiento.

Por lo general,  la falta de nutrientes coincide con un periodo específico en el que se sufre desgaste  y fatiga, en especial cuando las salidas son muy seguidas y de gran intensidad, sumado a las rutinas diarias, el cuerpo  no puede compensar todo el desgaste.

En ese momento es donde se  debe analizar que posiblemente la alimentación no está aportando todos los nutrientes  que el cuerpo requiere para cumplir con sus funciones.

Tras este tipo de entrenamiento, si el cuerpo no tiene la nutrición correcta, el tiempo de recuperación suele ser mayor, presentando dolores musculares, dificultades aumentar el número de pulsaciones. Hay que tener en cuenta que puede resultar difícil tomar los nutrientes y los micronutrientes de los alimentos que el cuerpo requiere.

Una mejor y rápida recuperación

En este momento el deportista necesita saber cómo disminuir el cansancio y que la recuperación sea más sencilla. Para ello se debe buscar la suplementaciòn correcta que pueda complementar los nutrientes necesarios.

Hay ciclistas que consideran que los suplementos son productos químicos y antinaturales. Sin embargo se ha establecido una clasificación en cuanto a suplementos para los deportistas, que ha sido elaborado por el Departamento de Nutrición Deportiva en el Instituto Australiano del Deporte, en inglés ( The Australian Institute of Sport: Sports Supplement Program, 2009) y vemos que los suplementos se dividen en cuatro grupos diferentes dependiendo de la función establecida.

Se trata de uno de los institutos de mayor prestigio para validar los efectos de los distintos suplementos deportivos, también  hay otros institutos como la International Society of Sports Nutrition-ISSN o el Human Performance Resource Center-HPRC ( Centro de Recursos para el Rendimiento Humano).

Grupo A

Los suplementos que permiten una recuperación mejor y más rápida, que además ayuda a mejora el rendimiento. Son suplementos que han sido colocados en el grupo A que han demostrado mayor eficiencia en los resultados científicos, como son los carbohidratos, electrolitos,  dulces deportivos como comidas líquidas, barras energéticas, mermeladas; suplementos con hierro, con calcio, vitamina D, bicarbonato, Beta Alanina, Remolacha en jugo, creatina, cafeína.

En función de la actividad

La otra clasificación se realiza dependiendo de la disciplina que se practique, ya que dependiendo de ello puede haber suplementos que actuen mejor. por ejemplo para los cicloturistas, la creatinina o el bicarbonato son de poca utilidad como suplemento.  En todo momento la suplementaciòn debe ser indicada por un nutricionista profesional, que pueda saber qué elementos son deficientes.

Este tipo de suplementaciòn es muy conocida por los ciclistas en su mayoría, por lo que el post se ha basado en suplementos que son desconocidos para  muchos ciclistas recreativos, que pueden traer beneficios al organismo.

Zumo de remolacha, una bebida que no puede faltar

Este zumo tiene un alto contenido de nitrito orgánico y de antioxidantes. Cuando se consume, el nitrato inorgánico es convertido en nitrito, una parte se almacena y la otra se mantiene en circulación.

El nitrito por su parte se transforma en óxido nítrico cuando existe una deficiencia del nivel de oxígeno y sirve como un vasodilatador, logrando el aporte correcto de oxígeno y alimentos  al sistema muscular.

La remolacha disminuye el gasto energético durante la realización de esfuerzos, lo que ayuda a que la tolerancia en el ejercicio sea mayor, mejorando el rendimiento de manera notable. Mientras que el nitrito ayuda a mejorar la contracción de los músculos y en la etapa de reposo disminuye la tensión arterial.

La suplementaciòn, esta debe realizarse entre 400-500 ml por día en un lapso de 1 a 15 días con beneficios notorios en el rendimiento.

Cuando se utiliza como recuperador, la dosis debe ser de 500 ml durante un lapso de tres días, de esta manera los dolores en los músculos se ven disminuidos, gracias a la concentración de los antioxidantes.

Última actualización: 3 diciembre, 2019 10:09 am