Saltar al contenido

¿Te cuesta hacer deporte regularmente? La ciencia tiene la respuesta

8 mayo, 2019

A muchas personas les resulta muy difícil hacer ejercicios de forma regular. A pesar de que ha sido comprobado que el ejercicio realizado regularmente es una de las mejores formas de que el cuerpo se mantenga saludable.

Con solo observar  a nuestro alrededor  basta para darse cuenta que son pocas las persona que logran mantener las rutinas de ejercicio más de una semana, quizás menos, es justo en ese momento donde nos preguntamos ¿ por qué es tan difícil  mantener rutinas de ejercicio de forma regular?

Desde hace mucho tiempo la ciencia se ha dedicado a evaluar  cuatro factores que pueden ser la respuesta que muchos han estado esperando para su falta de motivación al hacer deporte.

Cada persona es diferente y dichos factores también los son. Según los científicos, los factores genéticos, los de la evolución, los psicológicos y los sociales, son los responsables de dicho hecho.

Si nos detenemos un poco en cada una de las explicaciones que podemos escuchar con respecto al tema vemos que prácticamente ninguna responde la pregunta que muchos se hacen.  

Es común entre los seres humanos la renuencia a la actividad física en una rutina regular en distintas disciplinas deportivas, según todos los estudios realizados cada persona responde de manera distinta a cada uno de los factores,  dependiendo de las características de cada individuo se puede incluir en uno de cuatro distintos grupos.

Factores genéticos

En los humanos la anatomía física suele dividirse en tres grupos o tres agrupaciones somáticas: los mesomorfos, los endomorfos y los estomorfos.

Endomorfos

Generalmente las personas consideradas endomorfas tienen un metabolismo que trabaja más lento y por lo general son personas con tendencia a engordar con facilidad, acumulando tejido adiposo en distintas partes del cuerpo, por lo que siempre están por encima del peso promedio y se les dificulta encontrar su  peso ideal y mantenerlo.

Ectomorfos

En el caso de los individuos que se incluyen el grupo de los ectomorfos, son personas con una contextura bastante delgada, con extremidades de gran longitud y con un metabolismo que trabaja rápido. Por lo general este tipo de personas siempre están delgadas sin importar cuánto coman, suelen mantenerse por debajo del peso medio común en la población.

Mesomorfos

En el caso de los individuos incluidos en el grupo de los mesomorfos se encuentran entre los grupos anteriores, suelen tener una contextura un poco musculosa y muy atlética sin esfuerzo, su cuerpo es estético de forma natural.

Va a depender del grupo somático en que se incluya cada individuo, para poder ver la adaptación que tiene a cada rutina de ejercicio. De ello depende la facilidad que se tenga para la realización de rutinas de ejercicio de forma regular, lo que condiciona por supuesto la condición física del individuo. Tras estos factores ya solo queda la voluntad.

Factor de evolución

Los expertos aseguran que los Homo Sapiens de los que evolucionamos tenían la tendencia de mantenerse en reposo, guardando energía para cuando fuera necesario y no tuviese ninguna necesidad de cazar o trasladarse a otro lugar.

Esto está considerado como un factor intrínseco en el ser humano, siendo la respuesta para muchos de su falta de motivación para las actividades físicas, lo que indica que se hacen las cosas por necesidad, de forma intuitiva u no por placer.

Factor psicológico

Realizar cualquier tipo de actividad física puede generar dolor muscular, el calor o el frío, y todo ello puede convertirse en una excusa para relacionar el ejercicio con un malestar, rechazando de manera contundente la realización de cualquier ejercicio.

Es más sencillo formar una zona de confort donde las molestias simplemente no existan, lo que los lleva al rechazo deportivo. Son muchas las personas que pasan por este tipo de eventos psicológicos, que evidentemente deben ser tratados.

Factor social

Este factor se  encuentra en continuo cambio.   La sociedad cada día avanza y los individuos estamos expuestos a diferentes estímulos a diario, estos pueden venir desde los amigos,  la familia o el trabajo. Todo afecta el tiempo que las personas manejan sus actividades diarias y el tiempo libre del que se disponga para coordinar una rutina de ejercicio con el resto del día.

Básicamente se trata de un entorno que el individuo crea de manera personal, poniendo la realización de ejercicio como algo primordial o no, decidiendo si el deporte resulta de importancia para su cuerpo y su bienestar mental