Consejos a la hora de comprar una bicicleta de segunda mano

0
2532
www.marchasyrutas.es

El mercado de segunda mano nos puede ofrecer unas oportunidades muy interesantes a la hora de adquirir una bicicleta. Las bicicletas se devalúan rápidamente, por lo que acudir al mercado de bicicletas usadas puede suponer una oportunidad muy interesante para aquellos que no puedan comprarse una bicicleta nueva.

No obstante hay que tener una serie de precauciones a la hora de adquirir una bicicleta usada.

Cuidado dónde y a quién le compras la bicicleta

A la hora de comprar una bicicleta usada es recomendable no arriesgar. En el caso de que la vayamos a comprar a un particular, es mejor que sea conocido o que tengamos referencias de él.

Si no la vamos a comprar a un particular, es aconsejable acudir a tiendas especializadas en la compra venta de bicicletas, que cada vez hay más. También hay portales en internet que se dedican en exclusiva a esto.

segunda mano

Esto es importante porque se venden muchas bicicletas robadas, y si compramos una de ellas podemos tener un problema.

Elegir la talla correcta

A la hora de ir al mercado de segunda mano es recomendable  saber que talla de bicicleta necesitamos. Sabido esto hay que descartar todas las bicicletas que no sean de nuestra talla.

Por mucho que nos guste una bici, si no es de nuestra talla no iremos cómodos en ella y la compra no habrá merecido la pena.

Revisión de la bicicleta

Antes de adquirir una bicicleta usada hay que echar un vistazo general a la misma. Los componentes fundamentales y más caros que tiene una bici son el cuadro, la horquilla y las ruedas.

Por lo tanto recomendamos examinar con detalle esos componentes, ya que si alguno está en mal estado y nos toca cambiarlo tendremos que desembolsar una buena cantidad de dinero.

segunda mano

En cuanto al cuadro hay que observar que no tenga grietas o alguna abolladura. Lo que sí podría tener es la pintura saltada en algún punto, pero es normal debido al uso de la bicicleta.

Con la horquilla hay que comprobar que esté bien alineada, y si es una mtb, hundirla para comprobar que funciona correctamente.

En las ruedas hay que revisar que estén bien centradas y que por supuesto tenga todos los radios en perfecto estado. También hay que comprobar el estado de las cubiertas.

También habrá que revisar el resto de componentes de la bicicleta, pero no de forma tan exhaustiva como los anteriores. Hay que comprobar que los frenos funcionen correctamente, y que la transmisión también esté bien. Si la cadena está demasiado gastada habrá que cambiarla, pero supone un coste bajo.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here