Saltar al contenido

¿Antes de entrenar ibuprofeno? Despejamos las dudas

6 marzo, 2019

El consumo de ibuprofeno en España por parte de los deportistas en ocasiones resulta excesivo. A esta conclusión llegó la Sociedad Española De Farmacia Comunitaria tras hacer varios estudios.

Por ello es importante conocer sobre el uso del ibuprofeno y sus riesgos en los deportistas. 

Estas conclusiones fueron expuestas en el congreso que se llevó a cabo en la ciudad de Barcelona el pasado mes de noviembre en donde se manejaron cifras en las que se expresa que el 8,5% de los españoles toman dosis diarias de ibuprofeno que pasan por encima de las dosis recomendadas.

El ibuprofeno y el deporte

En el caso del deporte, un estudio publicado en el British Journal of Sport Medicine dio a conocer que al menos el 60% de los futbolistas que estuvieron presentes en el último mundial ingirieron por lo menos una dosis de este medicamento.

El mismo estudio arrojó que el 40% de los entrevistados reconoció haber ingerido al menos un medicamento analgésico para el dolor antes de saltar al campo de juego.

Estas cifras despiertan una señal de alarma para los responsables del estudio que aseguran que la tendencia a aumentar el consumo de analgésicos, esteroides y antiinflamatorios trae riesgos a la salud.

Solo es un ejemplo del incremento que está teniendo los analgésicos y antiinflamatorios no esteroides en las personas. La pregunta que se debe hacer es ¿pasará esto entre los ciclistas o corredores?

Pues bien, la respuesta también es alarmante, pues el 70% de estos atletas aseguran haber tomado ibuprofeno antes de una competición o una sesión de entrenamiento.

Todos los deportistas que fueron consultados en ambas categorías aseguraron tomar este analgésico como medida de prevención ante posibles dolores musculares causados por la práctica del ejercicio y para también tener mejoría en cuanto al rendimiento físico.

¿El ibuprofeno aporta beneficios al practicar algún deporte?

Según un estudio publicado en el Medicine & Science in Sport & Excervise, evidencia que la ingesta de analgésicos antiinflamatorios o ibuprofeno antes de la práctica de algún deporte no dan beneficios.

La ingesta de estos fármacos puede conllevar efectos verdaderamente peligrosos enfocándose sobre todo en el aparato digestivo para ser más específicos en el área intestinal.

Estudios realizados anteriormente habían demostrado que cuando se hace ejercicio de manera excesiva se puede generar un trauma intestinal de poca duración debido a que la sangre que normalmente debe fluir al intestino delgado se desvía al trabajo muscular, como resultado las células que recubren el intestino sufren daños.

El ibuprofeno junto con los antiinflamatorios y analgésicos se les conoce como generadores de trastornos gastrointestinales.

En ese momento el doctor Wijck, acompañado de un grupo de investigadores de la Universidad de Maastricht, hicieron estudios del efecto combinado del ibuprofeno y el ejercicio en el tracto digestivo.

La investigación se centró en el uso del ibuprofeno, en su ingesta como medida preventiva al dolor músculo esquelético. Para realizar este estudio se contó con la participación de 9 atletas entrenados y sanos que fueron sometidos a cuatro situaciones diferentes:

  • Con consumo de 400mg de ibuprofeno antes del ejercicio intenso.
  • Ejercicio intenso sin consumo de ibuprofeno.
  • La ingesta de 400 mg sin actividad física intensa.
  • Y, por último, sin actividad física intensa sin ibuprofeno.

Los resultados

Para hacer una evaluación de las lesiones internas los médicos realizaron el análisis a las diferentes situaciones experimentales, descubriendo que los niveles que una proteína que es indicativa de una fuga intestinal son muchos más elevados cuando existía la combinación de ibuprofeno con ejercicio que en cualquiera de las otras condiciones.

Después de estos estudios se llegó a la conclusión de que el ibuprofeno consumido antes de realizar una sesión de ejercicio intenso se aumenta la permeabilidad intestinal gastroduodenal.

Otra de las conclusiones es que el consumo antiinflamatorios puede acabar aumentando los riesgos de complicaciones gastrointestinales, lo que pueden causar afectación en el rendimiento y en la recuperación.

Cuando se presenta esta situación, las enzimas digestivas y las pequeñas bacterias pueden entrar en el riego sanguíneo y como consecuencia la absorción de los nutrientes se puede ver afectada, especialmente después de hacer ejercicio, lo que genera la capacidad de recuperación a los músculos después de la actividad física.

Si estos son los resultados, ¿por qué existen tantos deportistas son frecuentes consumidores de dosis de ibuprofeno antes, durante y después del ejercicio?

Si eres de los ciclistas que cree que consumir ibuprofeno tendrá una influencia positiva en cuanto al rendimiento y fuerza durante el entrenamiento, estás equivocado. Esto es solo un mito y no existen razones científicas válidas para usar ibuprofeno antes del ejercicio, por el contrario, existen razones para evitar.