Quantcast
Saltar al contenido
Marchasyrutas

Aspirina y ciclismo,¿ buena o mala?

23 febrero, 2022
Índice

    Aspirina y ciclismo

    Una aspirina diaria puede prevenir un ataque cardíaco o un derrame cerebral, pero a menudo se usa incorrectamente. La aspirina es a menudo considerada como un medicamento maravilloso, gracias a su capacidad para ayudar a prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares causados ​​por coágulos.

    Pero menos de la mitad de las personas que podría beneficiarse de una aspirina diaria de dosis baja, mientras que muchas otras la toman cuando no deberían e incluso los deportistas nos podemos ver beneficiados.

    En Marchas y rutas te presentamos lo que necesita saber sobre la aspirina, incluidos los detalles sobre la dosis, las formulaciones y las formas de aumentar los beneficios de la aspirina y disminuir sus riesgos. Es un medicamento tan común en nuestros hogares que con contadas excepciones todos la han probado al menos una vez en sus vidas.

    Si no tiene una enfermedad cardíaca pero padece de presión arterial alta u otros factores de riesgo, no asuma automáticamente que la aspirina diaria es una buena idea. Mucha gente toma aspirina y realmente no debería de hacerlo. ¿Eres tú uno de esos que la está tomando y realmente no la necesita? Todos asumen que la aspirina es inofensiva, pero no lo es. Para algunos, las desventajas de la aspirina, principalmente el sangrado gastrointestinal, superan sus beneficios.

    Muerte súbita cardíaca. El peligro de muchos deportistas

    ¿Quién debe tomar la aspirina?

    Si ha tenido un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular isquémico (el tipo causado por un coágulo de sangre), tomar una aspirina de dosis baja (81 mg) todos los días es probablemente una decisión acertada. Lo mismo ocurre si corre un alto riesgo de sufrir un ataque cardíaco, por ejemplo, si tiene dolor en el pecho (angina de pecho) a causa de una enfermedad cardíaca, o ha tenido una cirugía de bypass o angioplastia para tratar una arteria cardíaca estrechada.

    La aspirina evita que las plaquetas se acumulen en la sangre y formen un coágulo. La mayoría de los ataques cardíacos se producen cuando un coágulo bloquea el flujo de sangre en un vaso que alimenta el corazón, por lo que al disminuir el proceso de formación de coágulos, se reducen las probabilidades de un bloqueo.

    Ataques cardíacos Silenciosos. Un peligro para todos

    Cuidado con el sangrado que puede producir la aspirina

    La aspirina también inhibe las sustancias útiles que protegen el delicado revestimiento del estómago. Además de reducir la capacidad de coagulación de la sangre. Todos estos beneficios de la aspirina no podían tener consecuencias. Como resultado, puede ocurrir malestar estomacal o sangrado en el estómago y los intestinos. Si toma aspirina diariamente en dosis bajas y su estómago comienza a molestarlo, llame a su médico. Con una hemorragia leve, un análisis de sangre puede revelar un recuento bajo de glóbulos rojos (anemia). Con una hemorragia más grave, las heces se vuelven negras y malolientes y, en casos raros, puede vomitar sangre, lo que requiere hospitalización y una posible transfusión de sangre.

    Tomar aspirina con alimentos puede ayudar; Lo mismo ocurre con los medicamentos para tratar la acidez estomacal, que ayudan a proteger su estómago. Estos incluyen antiácidos simples como Tums, bloqueadores de ácidos como la famotidina (Pepcid, Fluxid, genérico) o inhibidores de la bomba de protones (IBP) como el omeprazol (Prilosec, Zegerid, genérico). Una píldora que combina aspirina y omeprazol pronto estará disponible.

    Los usuarios diarios de aspirina también pueden reducir su riesgo de sangrado gastrointestinal al evitar los medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno y el naproxeno. Y los que beben alcohol deben hacerlo con moderación: no más de una bebida al día para mujeres de todas las edades y hombres mayores de 65 años, y hasta dos bebidas al día para hombres de 65 años o menos.

    ¿Revestimiento entérico?

    La mayor parte de la aspirina de dosis baja que se vende en Europa tiene un revestimiento entérico (a veces se denomina revestimiento de seguridad). El revestimiento es el recubrimiento permite que la aspirina pase del estómago al intestino antes de disolverse por completo. Se supone que eso disminuye el malestar estomacal, pero en realidad la aspirina todavía afecta todo el tracto digestivo a través del torrente sanguíneo.

    La aspirina con recubrimiento entérico no disminuye el riesgo de sangrado gastrointestinal en comparación con la aspirina sin recubrimiento. Lo mismo ocurre con la llamada aspirina tamponada, que combina un antiácido como el carbonato de calcio o el hidróxido de aluminio con la aspirina.

    También hay evidencia de que no toda la aspirina en las píldoras recubiertas entra en la circulación, lo que puede comprometer los beneficios para el corazón. Su mejor opción puede ser la aspirina masticable de dosis baja.

    Si sientes que es un ataque al corazón mastica una aspirina y llama a emergencias

    Ya sea que tome o no diariamente aspirina en dosis bajas, tenga a mano un alijo de aspirina regular y de concentración completa. ¿Por qué? Si cree que está sufriendo un ataque cardíaco, los médicos recomiendan masticar una aspirina, justo después de llamar a emergencias. Si no tiene píldoras de 325 mg, tome cuatro píldoras de baja dosis. En su defecto, la mayoría de los servicios médicos de emergencia le brindarán uno en ruta al hospital o una vez que esté allí.

    Al masticar las píldoras, los productos químicos anticoagulantes ingresan en el torrente sanguíneo mucho más rápido que si lo ingiere. En un estudio, la actividad plaquetaria se redujo en un 50% en cinco minutos en las personas que masticaban una aspirina. Ese mismo efecto tomó 12 minutos si la aspirina era tragada entera.