Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Guía de los aspectos que debes de considerar para seleccionar unos neumáticos para inverno de MTB

15 diciembre, 2020

Si bien puede resultar difícil el hallar argumentos para salir a pedalear en los duros días de invierno, siempre puede ser más sencillo al encontrar los neumáticos adecuados que se adapten a diferentes superficies, sin el temor que siempre involucra los posibles deslizamientos.

Y al igual, cuando hicieron una serie de comentarios acerca del mejor tipo de cubiertas para carretera en esta época del año, ahora queremos brindarte una serie de comentarios que deberías de considerar para el empleo de neumáticos para MTB durante el invierno.

Hay una gran variedad de diferentes neumáticos para invierno, cubriendo toda la gama de modelos con clavos de acero, diseñadas para agarre incluso sobre hielo, mientras que algunas propuestas más livianas deben de permitir un buen agarre en un curso de Cross Country sobre barro.

Aunque lo que necesitas saber dependerá de que tan confortables buscas estar y en dónde pretendes emplear las bicicletas, y estas son las principales características que debería de cubrir.

4256844464_fa66140c58_z

El compuesto

Al igual que los neumáticos para verano, hay que estar atentos al correcto compuesto de goma, ya que es crucial para un buen rendimiento. El compuesto dicta la dureza del caucho que se mide a través de durómetros; así, el compuesto suave de un neumático se encuentra en alrededor de 40 durómetros, la cual proporcionaría gran cantidad de tracción en condiciones con gran humedad.

De tal forma, sin importar lo dura que sea la goma, y aún con las condiciones más frías, un compuesto blando en el neumático debe permitir el obtener mayor agarre cuando las condiciones climáticas son realmente inclementes.

Ahora bien, la desventaja del uso de un compuesto más blando es que se puede crear una gran resistencia y arrastre en la rodadura. También puede desgastarse mucho más rápido y los suaves abultamientos tienden a moverse fácilmente y puede generar una sensación de vaguedad sobre senderos complicados.

Mientras que un compuesto más duro no presenta los problemas antes mencionados, pero puede generar una conducción impredecible sobre suelo mojado, por lo cual debería de evitarse su uso durante el húmedo invierno.

Así, la mejor selección sería unos neumáticos con múltiple compuesto que logran emplear caucho duro en el centro para reducir la resistencia a la rodadura, mientras que en los bordes se emplea un compuesto más suave para obtener gran agarre al cruzar curvas.

Entre tanto, la mayor desventaja con este tipo de neumáticos es que tienden a ser mucho más caros que los neumáticos de un solo compuesto.

Banda de rodadura

Una de las características más obvias en unos neumáticos para invierno es lo relacionado con la banda de rodadura. Por lo cual, un neumático para este tipo de condiciones tiendes a emplear protuberancias mucho más grandes con el fin de cavar hacia abajo y maximizar al agarre para las condiciones en donde el terreno es muy suelto.

En tal forma, los neumáticos para barro tienden a tener clavos con un largo mucho más agresivo, con una mayor separación entre sí; esto último con tal de evitar que el lodo se pegue a los neumáticos, previniendo que la suciedad se acumule entre el cuadro o la horquilla.

Así, este tipo de neumáticos trabajan realmente bien sobre barro profundo, aunque las largas protuberancias tienden a doblarse al cruzar sobre superficies más duras, lo que puede provocar una conducción vaga, y se incrementa la resistencia contra la rodadura.

Entre tanto, algunos conductores expertos tienden a modificar sus clavos para barros por opciones recortadas al centro de las protuberancias con tal de obtener mayor rapidez, pero esto es algo que puede llevar algo de tiempo.

La banda de rodadura

Por lo cual, si eres un pedalista que tiende a montar sobre senderos que presentan una mezcla de barro, raíces y rocas, un neumático intermedio puede ser la mejor selección. Y como el nombre lo indica, estos ocupan la sección media con una combinación entre clavos para neumáticos y un neumático convencional.

Aquí se presenta una banda de rodadura muy separada entre sí, aunque tienden a tener clavos menos prominentes (en especial al centro). Al final, este tipo de banda de rodadura todavía puede lidiar bien con el barro y logra cavar para un óptimo agarre, pero ofrece una conducción mucho más predecible al cambiar a superficies más duras.

Finalmente, si las cosas cambian del barro, hacia la nieve o hielo, la mejor consideración sería una banda de rodadura mucho más extrema. Y este tipo de propuestas cuenta con clavos que tienen metal incrustado que debe de brindar un agarre realmente sorprendente, incluso sobre una capa de hielo.

Este tipo de clavos también significan que no pueden funcionar muy bien sobre cualquier otra cosa que no sea hielo o nieve compactada (por lo cual, a menos que vivas en un lugar dónde el ambiente frío es una constante, pueden ser una mala inversión).

6412643875_b9f4c0c3b5_z

Anchura

Cuando estamos hablando de neumáticos para uso en condiciones de gran humedad y para terrenos fangosos, la anchura del neumático tiende a dividir su opinión en dos vertientes.

Una de las vertientes manifiesta que el uso de un neumático relativamente estrecho, en alrededor entre los 1.8” de ancho (o menos), permitirá excavar sobre el duro terreno de manera más sencilla, proporcionando el suficiente espacio alrededor del cuadro y permitiendo menos acumulación de barro para permitir un mayor agarre del propio neumático.

Neumáticos sin cámara. Todo lo que querías saber

Entre tanto, la mayor desventaja de esta vertiente es que los neumáticos delgados no permiten flotar en la sección superior de terrenos más suaves, y puede otorgar una conducción superficial cuando se pasa del barro a las rocas y raíces, además que son más fáciles de construir.

Entre tanto, la otra vertiente, más dedicada para el Enduro y el Trail, plantea el uso de neumáticos más robustos en alrededor de 2,25” a 2,5” lo que supone que debería de trabajar mejor.

Este tipo de anchura debe de proporcionar una mayor flotación en la sección superior del lodo, brindando una mayor comodidad y resistencia contra pinchazos. Y la mayor desventaja es que se debe comprobar que el cuadro cuente con el espacio suficiente o acabaras obstruyendo el barro (que al final se puede secar).

Carcasa

El último detalle a considerar es la carcasa. Y esto último es el cuerpo del neumático y proporciona la forma y el volumen. Así, el espesor de la carcasa dependerá del número de capas que se utilizaron para realizar la cubierta.

En tal forma, el uso de dos capas es más común en neumáticos para descenso, proporcionando una carcasa súper duradera, pero pesada. Y el diseño con una sola capa, muy a menudo, es utilizado en neumáticos más orientados para Cross Country, ofreciendo mayor ligereza, aunque pueden ser más propensos contra pinchazos.

Por lo cual, una buena opción es un neumático que se ubique en medio, empleando sólo una capa de refuerzo de peso ligero que permite incrementar la protección, sin tener que aumentar en una gran cantidad el peso (y un ejemplo de lo anterior es la carcasa Maxxis EXO).

Si deseas obtener unas buenas cubiertas para MTB, te invitamos a ingresar al sitio web oficial de MerKaBici en dónde puedes hallar ofertas publicadas por tiendas y particulares.

Imágenes de Flickr Rowan McLaughlinFlickr Richard Masoner / CycleliciFlickr Chris Frewin