Saltar al contenido
MTB

Algunos trucos para adaptarse a los pedales automáticos

6 abril, 2017
www.marchasyrutas.es

La transición de los pedales de plataforma a los pedales automáticos es algo que todos los ciclistas principiantes tienen que pasar. Esta transición es muy sencilla, aunque al principio es muy fácil tener alguna caída “tonta” debido a que no se controlan del todo bien los nuevos pedales.

[piopialo vcboxed=”1"]La transición de pedales de plataforma a pedales automáticos requiere un tiempo de transición donde se debe practicar el enganche y desenganche de los mismos. [/[/piopialo]p>

Ventajas de los pedales automáticos

Eficacia en el pedaleo

Una de las principales ventajas de este tipo de pedales es la eficacia en el pedaleo. Con los pedales de plataforma solamente se hace fuerza cuando los pedales se desplazan hacia abajo.

Sin embargo, con los pedales automáticos se realizar fuerza durante toda la fase del pedaleo, tanto cuando suben los pedales como cuando bajan. Por lo tanto se aprovecha mucho mejor la fuerza en cada pedalada, y ésta es más eficaz. pedales automáticos

Más seguridad

La otra ventaja de estos pedales es la seguridad. Aunque a priori puede parecer lo contrario, el ir enganchados a la bicicleta es más seguro, sobre todo en los descensos.

Al estar enganchados a la bicicleta los movimientos en los descensos serán más seguros, y también tenemos la posibilidad de saltar algún obstáculo. Con los pedales de plataforma es posible que se nos escape algún pie, y si esto sucede a gran velocidad la caída puede ser grave.

Adaptación a los pedales automáticos

La principal acción que podemos utilizar para adaptarnos a este tipo de pedales es la práctica. Al principio es aconsejable practicar el enganche y desenganche en numerosas ocasiones en parado.

Podemos hacerlo subidos en la bicicleta y apoyados en una pared o en algún otro objeto como una silla. Es importante practicar este enganche y desenganche muchas veces y con ambos pies.

La mayor parte de las caídas que se producen cuando se comienzan a utilizar estos pedales es que el biker no es todavía habilidoso para desenganchar el pie y se produce una caída tonta que no suele tener ninguna consecuencia más allá de las risas de los compañeros.

En las primeras salidas también es aconsejable realizar rutas sencillas, donde no haya descensos ni ascensos muy complicados, para así poder desengachar los pies con facilidad.pedales automáticos

También debemos colocar al principio los pedales lo más flojo que podamos. La mayor parte de los pedales tienen un tornillo mediante el cual se puede regular la fuerza con la que se aprieta la cala.

Si ese tornillo lo llevamos flojo nos resultará mucho más sencilla la acción del desenganche. Cuando ya tengamos más práctica podremos apretar ese tornillo.